Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

A partir del 2007 la economía china se apodera del primer lugar en las exportaciones mundiales

China tiene el segundo PIB más alto del mundo y exporta el 15% de todos los bienes del mundo. Hace apenas 40 años, la economía de China se encontraba en una situación completamente diferente, representando menos del 1% de las exportaciones mundiales y aún en las etapas iniciales de construcción de su economía. Con base a datos de la UNCTAD se muestra el ascenso de China al dominio del comercio mundial a lo largo del tiempo.

La China de mediados del siglo XX se ve notablemente diferente en comparación con la nación actual. Antes de la década de 1980, China atravesaba un período de agitación social, pobreza y dictadura bajo Mao Zedong.  En la década de 1970, la participación de China en las exportaciones mundiales se situó en menos del 1%. El país tenía pocos centros comerciales y poca industria. En 1979, por ejemplo, Shenzhen era una ciudad de unos 30.000 habitantes. De hecho, China (excluyendo Taiwán * y Hong Kong) ni siquiera apareció entre los 10 principales exportadores mundiales hasta 1997, cuando alcanzó una participación del 3,3% en las exportaciones mundiales. Luego en 2005 salto al 7.3% superando a EE. UU para ubicarse en 2020 en el No. 1 con el 14.7% de las exportaciones mundiales.

En 2001 China se unió oficialmente a la Organización Mundial del Comercio en 2001, lo que le permitió avanzar a toda máquina. Hoy en día, China es un gigante comercial y un gigante manufacturero. Solo EE. UU. Y Alemania se acercan a su participación en las exportaciones mundiales, con un 8,1% y un 7,8%, respectivamente. La industria manufacturera de China se ha vuelto dominante en la producción de casi cualquier cosa, desde artículos para el hogar comunes hasta piezas integrales en la fabricación de automóviles.  Ver Grafico.

Exportaciones de los principales paises del mundo: % del total.

COVID-19 hizo que el papel integral de China en la economía global fuera aún más visceral, ya que se produjeron importantes retrasos en la cadena de suministro cuando el virus azotó el país. Pero, ya en 2021, la recuperación comercial de China de la crisis superó a la mayoría de los demás países; en el primer trimestre de 2021, sus exportaciones crecieron casi un 50% en comparación con el trimestre del año anterior, a alrededor de $ 710 mil millones.

Sin embargo, China enfrente una población en declive tiene muchas implicaciones, como una reducción de la fuerza laboral y del mercado interno. Además, muchas empresas se están instalando en centros de fabricación menos costosos como Vietnam. Además, las innovaciones económicas en tecnologías que ahorran mano de obra, como la robótica y la automatización, ya han comenzado a socavar la mano de obra barata que ha convertido a China en el fabricante mundial.

Todos estos elementos y más podrían potencialmente significar una desaceleración del crecimiento en el dominio de las exportaciones de China. Sin embargo, aunque el futuro de China puede no ser seguro, en la actualidad, el comercio y la producción mundiales no podrían funcionar sin él.

AEV/Análisis con base a fuente: Avery Koo (mayo, 2021)

 


Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*