Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Agencia Internacional de Energía espera caída de demanda de petróleo por coronavirus

El consumo mundial de combustible se contraerá 435.000 por día señaló la AIE en su informe mensual del mercado petrolero. La demanda mundial de petróleo caerá este trimestre por primera vez en más de una década, a medida que el coronavirus golpea la economía china, según la Agencia Internacional de Energía.

Las nuevas estimaciones muestran que los mercados petroleros enfrentan un superávit significativo a pesar de los últimos recortes de producción por parte de la OPEP y sus socios. El crudo ya se hundió a un mínimo de un año, por debajo de US$50 por barril la semana pasada, y el impacto de la epidemia se sentirá durante todo el año, dice la agencia.

“La demanda ha sido duramente afectada por el nuevo coronavirus y el cierre generalizado de la economía de China”, dijo la AIE con sede en París. “La crisis está en curso y en esta etapa es difícil ser precisos sobre el impacto”.

El consumo mundial de combustible, que anteriormente se esperaba creciera 800.000 barriles por día durante el periodo de tres meses, en comparación con el año anterior, se contraerá 435.000 por día, señala la AIE en su informe mensual del mercado petrolero.

Para 2020 en su conjunto, el virus frenará el crecimiento anual del consumo global en aproximadamente 30% a 825.000 barriles por día, lo más bajo desde 2011. Los efectos serán más significativos que los de la epidemia de Sars de 2003, debido a la mayor importancia e integración de China en la economía mundial.

El brote cerró negocios y provocó la cuarentena de decenas de millones de personas en China, el mayor importador mundial de crudo. El país representó alrededor de 75% del crecimiento de la demanda de petróleo del año pasado, según la AIE, que asesora a la mayoría de las principales economías.

Los futuros de crudo estadounidense cayeron 17% este año, mientras los operadores evaluaban el impacto de la epidemia. Es improbable que los consumidores se beneficien de la caída de los precios del combustible porque la enfermedad causará daños en la economía en general, dice la AIE.

El brote ha llevado a Arabia Saudita, el mayor exportador de petróleo del mundo, a presionar a sus aliados en la Organización de Países Exportadores de Petróleo y más allá a considerar una reunión de emergencia y más recortes de producción. Sin embargo, Rusia, el socio más importante del reino en la gestión de la oferta, se ha resistido a la iniciativa por ahora.

Aunque el grupo lanzó nuevas restricciones de oferta a principios de este año, la caída de la demanda amenaza a los mercados con un superávit de aproximadamente 1,7 millones de barriles por día durante el primer trimestre y 560.000 en el segundo. El mes pasado, la Opep ya estaba bombeando la menor cantidad de crudo desde la crisis financiera de 2009, según la AIE.

La alianza Opep+ ya se había enfrentado a un exceso de oferta en la primera mitad de 2020, debido al aumento continuo de la producción de los perforadores de shale de EE.UU., señala la agencia. Es probable que esa industria siga resistiendo la caída de los precios hasta más adelante en el año, predice.

Dada la abundancia de suministro, las interrupciones en los miembros de la Opep como Libia y Nigeria están teniendo poco impacto en los precios, dijo la agencia.

AEV/ Bloomberg