Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Caen las ganancias de trabajadores independiente en California en un 80% esta semana a causa del COVID-19

Representantes de California, indican que sus ganancias han caído hasta en un 80%.Las precauciones, de mantenerse en casa y cerrar negocios no esenciales, tomadas por el gobierno de California para contener la propagación de COVID-19 ya se está haciendo sentir en los hogares de quienes perciben sus ingresos de las ventas por católogo.

Dentro de este grupo se encuentran las vendedoras independientes de la compañía de productos de belleza Avon del Sur de California, que indican haber visto reducir sus ingresos hasta un 80%.

Esto ocurrió luego del cierre por una semana del centro de distribución de productos, ubicado en el estado de Ohio y de que dejara de funcionar por tiempor indefinido la sede en Los Ángeles.

“Me ha afectado mucho, no puedo salir a entregar productos y mucho menos salir a dar libros [catálogos]. Podemos promover la página web, pero mucha gente prefiere que uno le lleve su producto a la casa”, dice María Elena Morán, quien ha sido parte de la compañía por 23 años, cuando encontró en Avon la oportunidad de llevar ingresos a su hogar luego de que su esposo perdiera su empleo.

María Elena, que convirtió su negocio en uno familiar —ya que su pareja es su mano derecha— es una destacada vendedora y líder en el Sur de California, que cuenta con un equipo de 380 representantes activas, con las que reporta al año ventas que superan el millón de dólares.

“A nosotros nos ha afectado mucho con mi esposo, porque Avon es el único sustento que tenemos para pagar la comida, la renta, los recibos… Todo. Nos ha afectado grandemente por el coronavirus”, asegura la mujer de 62 años de edad.

Esta guatemalteca explica que su situación es aún más complicada, porque ella y su esposo están dentro del grupo de riesgo al ser diabéticos y tener presión alta.

María Elena también ha tenido que suspender sus ventas los fines de semana, mismas que realiza en una conocida calle de Los Ángeles.

AEV/OPINION