Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Colombia aplica nuevos aranceles a las importaciones de prendas de vestir

A pesar de que los opositores a la medida del gobierno prevén que la norma podría ser derogada pronto, cuando la Corte falle a las demandas en curso, el Gobierno aclara que los impuestos no aplican a los textiles.

Pese a la polémica que generó la aprobación de nuevos aranceles a la ropa importada que llega a Colombia, proveniente de países con los que no se tienen acuerdos comerciales, esta norma que fue introducida a través del Plan Nacional de Desarrollo, hoy entró en vigencia.

Así, transcurridos 90 días desde que se firmó el decreto, los importadores deberán empezar a pagar un impuesto de 37,9% a las confecciones que valgan menos de US$20 el kilo. Además, deberán cancelar el 10% ‘ad valorem’- es decir, dependiendo del valor del producto- más US$3 por kilogramo bruto de prendas.

Cabe aclarar que, de acuerdo con el Ministerio de Comercio, Industria y Turismo, estos aranceles no aplicarán para los textiles, sino solamente a los productos del capítulo 61 y 62 de aduanas, es decir, prendas y complementos de vestir.

Mientras Fenalco y Analdex calculan que esta medida aumentará el precio de la ropa en 25%, Guillermo Criado, presidente de la Cámara Colombiana de Confecciones y Afines, considera que “eso es un cuento chino”. Según el dirigente gremial, esta medida no solo ayudará a impulsar a la industria nacional y proteger el empleo que genera, sino que promoverá comprar a las empresas de naciones con las que sí se tienen acuerdos comerciales, como Perú, Ecuador, México, EE. UU. y las de la Unión Europea. Mientras que se desestimularán las transacciones con China, India y África, zonas en las cuales es común que en la industria de la moda, se trabaje en condiciones de trabajo pauperizado, lo cual permite que los productos sean más baratos.

AEV/ Adriana Carolina Leal Acosta