Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

¿Cuáles serían los riesgos de una potencial guerra comercial entre México y Estados Unidos?

La amenaza de Donald Trump de elevar inicialmente el 5% de los aranceles a las importaciones procedentes de México, podría desatar el inicio de una guerra comercial con México que ahora es su principal socio comercial. Trump anunció un arancel de un 5% para todas las importaciones desde México “hasta que se resuelva el problema de la inmigración ilegal”

Expertos en el tema, especialmente del Centro de Investigaciones sobre América del Norte (CISAN de la UNAM y especialistas de la cadena BBC del mundo coinciden en señalar  los siguientes potenciales efectos:

El más importante es de carácter político y para sus pretensiones de reelección ya que afectaría a su base electoral e importantes sectores económicos que los respaldan. Si no le bastó iniciar una guerra comercial con China, que era su primer socio comercial hasta hace poco, y ahora va por México, evidentemente tiene una visión incoherente de la realidad mundial y la posición de la economía mexicana con respecto a EE. UU y el mundo.

Los expertos coinciden en que los primeros afectados serían los consumidores estadounidenses. “El impuesto adicional lo terminaría pagando en primera instancia el importador, luego el consumidor, que termina pagando más por el mismo producto”, dice Guerra, también ex diplomático.

México respondería con medidas similares, los Estados más afectados de EEUU podrían ser los estados agrícolas, que son los que más exportan a México y que “son la base electoral de Donald Trump”.

También, se verían afectadas muchas industrias que tienen cadenas de suministro establecido en México, ya que aumentarán sus costos. “Estas medidas son totalmente contrarias al espíritu de renegociación del T-MEC (Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá)”.

Hasta el momento las reacciones de algunas de estas industrias no se han hecho esperar. Desde el grupo de importadores estadounidenses Fresh Produce Association of the Americas (FPAA) con sede en Nogales, Arizona, se alerta sobre el efecto de los nuevos impuestos sobre los consumidores estadounidenses. Así, los estadounidenses consumen US$12,000 millones en frutas y verduras mexicanas al año, según datos del Departamento de Agricultura de EEUU.

Los consumidores de EEUU pagarán US$3,000 millones adicionales por los aguacates, tomates, mangos y otras frutas y verduras si se aumentan mensualmente los aranceles sobre las importaciones de México hasta alcanzar el 25% en octubre como anunció Trump

Los fabricantes de automóviles expresaron su preocupación por la posible subida de aranceles. desde la industria automotriz también hubo reacciones de preocupación. Según un informe de Deutsch Bank, si los fabricantes de automóviles absorben el costo total de unos aranceles del 25%, el potencial golpe sobre los beneficios anuales sería de US$3,300 millones para Ford, US$6,300 millones para General Motors (GM) y US$4,800 millones para Fiat Chrysler Automóviles (FCA).

Traspasar el costo a los consumidores subiría el precio de los vehículos unos US$2.500 para GM, más de US$2,000 para FCA y unos US$1,500 para Ford. Contando las marcas extranjeras, el aumento medio del precio para el consumidor se calcula en unos US$1,300 por vehículo. La medida anunciada por Trump puede suponer un recorte de ventas de unos 3 millones de unidades en una industria que ya está a la baja.

“Amenazar con la subida de impuestos en productos que los consumidores y fabricantes estadounidenses compran de México aumentará los costos y rápidamente pondrá en riesgo los empleos de decenas de miles de personas en EEUU.

Por otra parte, los analistas dicen que es un “craso error” que Trump piense que México puede parar la migración irregular y además querer castigar este fenómeno con aranceles.

Fuene: Analisis Eco-Vision: varias fuentes.