Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Donald Trump defiende su política de migración ante la ONU: “Cualquiera que cruce la frontera ilegalmente… será devuelto a casa”

El presidente Donald Trump defendió su política migratoria en la Asamblea General de las Naciones Unidas y advirtió que los Estados Unidos tiene derecho a proteger su frontera, además de que cualquier inmigrante que cruce ilegalmente al país será deportado. “Cualquiera que cruce la frontera ilegalmente… Si lo hace, no se le permitirá entrar. Será devuelto a casa de inmediato”, expresó el mandatario ante líderes mundiales. “No serás liberado en nuestro país, mientras sea presidente de los Estados Unidos, haremos cumplir nuestras leyes y protegeremos nuestras fronteras”. El republicano criticó aquellos que defienden las fronteras abiertas, al asegurar que su retórica sobre “justicia social” no es justa. “Sus políticas son crueles y malvadas”, aseveró ante líderes, a quienes dijo que tienen derecho de proteger sus fronteras, igual que los Estados Unidos. “Cada uno de ustedes tiene el derecho absoluto de proteger sus fronteras. Y, por supuesto, nuestro país también”.

El presidente Trump comenzó su discurso justificando las políticas nacionalistas, al considerar que cada nación debe defender su democracia y soberanía. “El mundo libre debe abrazar sus fundamentos nacionales. No debe intentar borrarlos o reemplazarlos”, consideró. “La verdad es evidente: si quieres libertad, enorgullécete de tu país. Si quieres democracia, aférrate a tu soberanía. Y si quieres paz, ama a tu nación”.

Agregó que los “líderes sabios” se preocupan primero por sus representados, por su propia gente, aunque ha defendido la economía globalizada, las inversiones de estadounidenses en el mundo, considera que el “nacionalismo” es el futuro. “El futuro no pertenece a los globalistas. El futuro pertenece a los patriotas”, indicó. “El futuro pertenece a las naciones soberanas e independientes, que protegen a sus ciudadanos, respetan a sus vecinos y honran las diferencias que hacen que cada país sea especial y único”.

Esa última parte del discurso llamó la atención, en medio de las presiones a México por imponer sus políticas migratorias, amenazando con aranceles a productos de ese país, lo que obligó al presidente Andrés Manuel López Obrador a implementar un programa que redujera el cruce de indocumentados a los Estados Unidos.

El mandatario, asiduo usuario de Twitter, criticó a las redes sociales al considerar que intentan silenciar “las voces de la gente”, en referencia a personajes supremacistas a quienes esa empresa, así como YouTube y otras plataformas han decidido vetar, al considerar que envían mensajes discriminatorios.

“Un pequeño número de plataformas de redes sociales están adquiriendo un inmenso poder, sobre lo que podemos ver y sobre lo que se nos permite decir”, expresó el presidente, quien en julio pasado lideró una cumbre sobre redes sociales en la Casa Blanca, a donde invitó a varios comentaristas que apoyan sus políticas públicas. “Una sociedad libre no puede permitir que los gigantes de las redes sociales silencien las voces de la gente”.

AEV/EFE