Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Economistas destacados perciben una futura crisis y argumentan la urgencia de los Bancos Centrales de los países desarrollados

Hace una década, la reputación de los banqueros centrales se disparó después de ayudar a evitar que el mundo cayera en otra depresión al estilo de los años treinta. Pero ahora existe una creciente preocupación de que los responsables de la política monetaria corran el riesgo de perder de vista sus responsabilidades principales. En este panorama general, Larry Hatheway de GAM Capital dice que los bancos centrales necesitan con urgencia restaurar su credibilidad para que la política monetaria sea más efectiva cuando llegue la próxima gran recesión. Marcel Fratzscher, del grupo de expertos DIW Berlin, se hace eco de su punto de vista, y exhorta al Banco Central Europeo a que intente alcanzar su objetivo actual de inflación “por debajo, pero cerca del 2%”, después de años de no hacerlo.

 Mientras tanto, Willem H. Buiter, de la Universidad de Columbia, argumenta que, si bien los bancos centrales parecen estar quedando sin herramientas para buscar la estabilidad macroeconómica, su trabajo principal debe ser mantener la estabilidad financiera. Del mismo modo, J. Bradford DeLong, de la Universidad de California, Berkeley, dice que, dado que hay poco riesgo de que Estados Unidos enfrente una inflación excesiva en los próximos cinco años, los responsables de la política monetaria de los Estados Unidos deberían dirigir su atención a otros problemas. Pero el cambio climático no es uno de ellos, argumenta Otmar Issing, del Centro de Estudios Financieros de la Universidad Goethe, Frankfurt, porque los banqueros centrales no tienen el mandato de abordar el calentamiento global, una tarea que es mejor dejar a los gobiernos y parlamentos elegidos.

AEV/Project Syndicate.