Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Efecto coronavirus incide para que la OPE reduzca en un 19 por ciento la previsión de crecimiento de demanda de petróleo mundial.

Este miércoles la Organización de Países Productores de Petróleo (OPEP), informó que el crecimiento del consumo de petróleo en 2020 será un 19 por ciento menor de lo calculado hasta ahora.

“La principal razón tras esta revisión del crecimiento de la demanda y, por tanto, de la demanda de crudo de la OPEP, es el brote de coronavirus y su esperado impacto en la demanda de petróleo de China y, por extensión, del mundo”, señala el grupo energético en su análisis del mercado, publicado en Viena.

El nuevo cálculo sitúa el consumo mundial de crudo durante este año en 100,73 millones de barriles diarios (mbd), 230.000 barriles al día menos de la estimación hecha el mes pasado, antes del estallido de la epidemia que ha dejado ya más de 1.000 muertos.

“Se prevé que el crecimiento de la demanda de petróleo en China se ralentice respecto al año pasado, reflejando una menor actividad económica”, dice el reporte, señalando que en la revisión pesa especialmente los cambios en el consumo de combustible para transporte, especialmente aéreo. Los efectos económicos del coronavirus en China significan 200.000 barriles diarios menos en China

La OPEP señala que el momento del estallido, cuando millones de chinos viajan para visitar a sus familias por las festividades del Año Nuevo “ha exacerbado el impacto en la demanda del combustible de transporte”.

La OPEP señala que la demanda china, uno de los principales consumidores de crudo del planeta, será en la primera mitad del año unos 200.000 barriles diarios menos de lo esperado hasta ahora.

El comité técnico de la OPEP y de sus aliados (OPEP +), presidido por Arabia Saudí y Rusia, recomendó ya el lunes recortes adicionales de producción durante el segundo trimestre del año para hacer frente a la caída de la demanda petrolera por el coronavirus.

AEV/ EFE