Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

El aumento desmesurado de los incendios en Brasil no obedece solo a condiciones climáticas

¿Quiénes los provocan y qué responsabilidad tiene el gobierno de Bolsonaro?

Inicialmente el fuego fue provocado intencionalmente por personas que talan los árboles y luego realizan quemas para despejar tierras apetecidas para su explotación. Las quemas ilegales empezaron en Novo Progresso y se expandieron al resto de estados.

La importancia de las políticas ha sido también un factor determinante, la laxitud de las mismas demuestra que las señales u orientaciones de un gobierno sí tienen repercusiones fuertes sobre el medio ambiente y de forma rápida.

En Brasil se está viendo un fenómeno similar a otros países de la región. Las políticas ambientales brasileras habían logrado estabilizar la deforestación descontrolada e ilegal. Pero los cambios que han sufrido recientemente producen un giro inesperado al favorecer un desarrollo no planificado por encima de la conservación y el uso sostenible del pulmón del mundo.

La Amazonia en Brasil está llegando al punto de no retorno. Si se alcanza el 20 por ciento de los bosques deforestados, no habrá reversa posible. La degradación del agua, el aire, el clima, la biodiversidad y los suelos será imparable. Harakiri al bioma más importante de nuestro continente.

Se calcula que ya va en el 17 por ciento el porcentaje de perdida de área de bosque. Los picos en incendios producidos por la prioridad concedida a los intereses de las industrias están acercándonos más al precipicio. La política puede cambiar las trayectorias de cambios ambientales, ahora es tiempo de acordar el escenario que todos queremos para la cuenca.

AEF/ por Dolors Armenteras; Bióloga, magister en conservación forestal y doctora en geografía, y Modelación de Ecosistemas.