Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

El Peso mexicano se deprecia 1,40%, su peor caída en seis meses

El peso mexicano retrocedió 1,40%, cerrando en 18,82 unidades por dólar, su peor depreciación diaria en seis meses, ante el fortalecimiento de la moneda estadounidense en el marco de la epidemia de coronavirus (covid-19), informó a sus clientes Grupo Financiero Banco Base. El retroceso de la divisa mexicana representa “su mayor caída diaria frente al dólar desde el 14 de agosto de 2019”, dice el informe de la institución privada a su clientela al que tuvo acceso esta agencia.

En la jornada, el peso retrocedió 26 centavos y tocó un máximo de 18,86 unidades por dólar, en la libre flotación acorde a la oferta y la demanda que rige la cotización de la moneda de la segunda economía latinoamericana.

La depreciación del peso y el fortalecimiento generalizado del dólar se debieron a “un incremento de la percepción de riesgo a nivel global relacionado con el brote del coronavirus, pues se confirmaron dos muertes en Japón y un crecimiento en el número de infectados en Corea del Sur a 104”, dice el análisis.

A su vez, el peso mexicano se colocó como “la divisa más depreciada en la canasta de principales cruces y entre las divisas de economías emergentes”. El nerviosismo también se debe a que en Corea se está discutiendo la posibilidad de poner en cuarentena la ciudad de Daegu, con 2.5 millones de habitantes.

Dos factores propiciaron que la depreciación del peso mexicano fuera la mayor en la canasta de las principales divisas del mercado.

En primer lugar, indica Banco Base, “al cierre de ayer (miércoles) el peso mexicano se colocó como la única divisa en la canasta de principales monedas con una apreciación acumulada en el año (2020)”. Ese comportamiento se debe al incremento de la liquidez a nivel global, y por las altas tasas de interés en México (a pesar de cinco recortes consecutivos que la colocan en 7,0%), lo que propicia entradas de capitales. Incluso con la depreciación de este jueves, “el peso mexicano sigue mostrando un avance en el año de 0,54% (ante el dólar), manteniéndose como la única divisa que gana en el acumulado anual”.

En segundo lugar, “pudo haberse incrementado la percepción de riesgo sobre México”, advierten los analistas. El banco señala que, este jueves, la secretaría de Hacienda informó que el Gobierno federal podría utilizar hasta 80.000 millones de pesos (más de 4.250 millones de dólares) del Fondo de Estabilización de los Ingresos Presupuestarios, si no logra cumplir con la meta de recaudación fiscal en 2020. El uso de este fondo se podría evitar con “el cobro de impuestos a las ‘grandes empresas’, lo que envía la señal de que se seguirá incrementando la vigilancia fiscal”.

La mayor percepción de riesgo en México podría deberse a que esa operación fiscal “puede tener efectos negativos sobre la inversión fija, por lo tanto sobre el crecimiento económico y sobre los mercados financieros nacionales”.

El análisis prevé que, en caso de seguir las depreciaciones y alcanzar un nivel de 19,00 pesos por dólar, “los pronósticos del tipo de cambio para el resto del año serían revisados al alza”, lejos del nivel de 18,30 esperado en la temporada.

AEV/AFT