Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Estados Unidos no formara parte en la coalición COVAX para garantizar acceso mundial a vacuna contra el COVID-19

La Administración Trump confirmó que no formará parte de la coalición creada por la OMS para garantizar el acceso a vacunas contra el coronavirus
La Casa Blanca explicó que no tiene planes de participar en la plataforma, denominada COVAX y con la que ya se han comprometido al menos 172 países, debido a sus diferencias con la OMS, organismo al que Washington acusa de estar “sesgado” a favor de China. “Estados Unidos seguirá cooperando con nuestros aliados internacionales para asegurarnos de derrotar a este virus, pero no nos dejaremos constreñir por organizaciones multilaterales influidas por la corrupta Organización Mundial de la Salud y por China”, dijo un portavoz de la Casa Blanca, Judd Deere.
La decisión puede dificultar que se cumpla el objetivo de la plataforma de la OMS, pensada para evitar que los países desarrollados que consigan una vacuna acaparen sus dosis y dejen a otras naciones más pobres sin unidades para inocular a sus ciudadanos más vulnerables.
COVAX, la coalición de 165 países que busca garantizar la vacuna a los países más pobres. La plataforma COVAX busca garantizar un reparto equitativo de la vacuna, al inocular primero a la población de alto riesgo en cada país, algo que muchos expertos consideran clave.
Sin embargo, la Comisión Europea (CE) anunció este lunes que aportará 400 millones de euros ($478 millones de dólares) a la iniciativa, con la que ya se han comprometido potencias como Alemania, Reino Unido y Japón; y países latinoamericanos como México, Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Venezuela y República Dominicana.
La decisión de Trump también podría cerrar la puerta a que Estados Unidos consiga dosis de vacunas desarrolladas en otros países e incluidas en el portafolio de la plataforma COVAX, en el caso de que ninguna de las candidatas que están en desarrollo en el país norteamericano sea viable. COVAX ya cuenta en su portafolio con 9 candidatas para producir vacunas, y aunque eso incluye tres desarrolladas por farmacéuticas estadounidenses, muchos expertos creen que Washington se ha arriesgado demasiado, porque podría haberse mantenido dentro de la plataforma, al tiempo que negociaba individualmente con las farmacéuticas.
“Estados Unidos está jugándosela muchísimo con esta estrategia de ir por su cuenta”, opinó Lawrence Gostin, un profesor de derecho relacionado con la salud global en la Universidad de Georgetown, en declaraciones al diario The Washington Post.
El anuncio llega dos meses después de que el gobierno del presidente Donald Trump anunciara la retirada de Estados Unidos de la OMS, que se hará efectiva en julio de 2021 a no ser que el candidato presidencial demócrata, Joe Biden, gane las elecciones de noviembre y detenga ese proceso.

AEV/NYT