Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Fitch baja calificación de crédito de Argentina a “default restringido”

Argentina, que sufre una crisis económica agravada por la pandemia del coronavirus, negocia con sus acreedores la reestructuración de una deuda pública emitida bajo legislación extranjera por cerca de 65,000 millones de dólares. Asi, la agencia Fitch bajó este martes la calificación de crédito de Argentina a “default restringido” desde “c”, debido al incumplimiento del pago de intereses de tres bonos dentro del período de gracia estipulado.

Argentina ha incumplido un pago de 500 millones de dólares, pero logra ampliar las negociaciones con acreedores hasta el 2 de junio

“A la luz de la perspectiva de alcanzar un acuerdo con sus acreedores sobre nuevos términos para sus bonos, Argentina va a posponer este pago hasta que se alcance un acuerdo”. El ministro de Economía, Martín Guzmán, dijo en un comunicado que el pago de los vencimientos de intereses “forma parte de estas discusiones, y esperamos que se aborde en el acuerdo más amplio que estamos buscando”.

Argentina y sus acreedores intercambiaron propuestas durante el último mes y dejaron ver que desean evitar un default que podría desembocar en años de litigios y que bloquearía al país agroexportador del acceso a los mercados de capitales.

Una fuente cercana a las conversaciones y a la postura del Gobierno argentino dijo a Reuters que en las negociaciones entre las partes “ha habido un progreso notable y un acuerdo razonable es realmente posible en una cuestión de días, no de meses”.

Sin embargo, en medio de la tensa situación financiera, Gabriel Torres, analista de la calificadora Moody’s, dijo que el proceso de reestructuración de deuda “muy probablemente se tornará más complicado” luego de que Argentina incumpliera con el pago. “Este incumplimiento de pago es consistente con la opinión crediticia soberana de Moody’s que, tal como refleja nuestra actual calificación de Ca, incorpora pérdidas significativas para los inversores”, explicó Torres.

AEV/Reuters