Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Gobierno de El Salvador ordena cuarentena domiciliar por 30 días a partir de este sábado

“Nadie podrá salir de su casa durante 30 días. Estamos obligados por ley a quedarnos en casa”, dijo el presidente en conferencia de prensa. Las calles permanecen vacías luego que la policía ordenara salir a los vendedores y cerrar los negocios.

Durante este periodo podrá circular una persona por familia, encargada de adquirir alimentos o medicamentos; empleados de medios de comunicación, transporte público y servidores públicos; permanecerán abiertas farmacias y restaurantes con modalidad a domicilio.

También trabajadores públicos relacionados con la atención de la emergencia, personas que cuidan a niños y adultos mayores y personal de bancos e instituciones de seguros.

Las empresas que continúan sus labores deberán cumplir con medidas de protección para sus empleados como el distanciamiento social, la provisión de productos de limpieza como alcohol gel y mascarillas.

Advirtió que quienes no acaten las medidas serán detenidos y llevada a un centro de contención y se le suspenderán otros beneficios.

Otras empresas que podrán seguir operando son las que presten los servicios de la industria textil y aquellas cuya industria tenga como fin la producción de bienes y servicios que se pueden usar en materia de salud o que sean necesarios para la subsistencia en emergencia.

En servicios de salud, podrán continuar con sus labores los hospitales públicos y privados, clínicas privadas, excepto las odontológicas, servicios de veterinarias solo en caso de emergencias y otros relacionados con la salud.

Además, el mandatario señaló que se autoriza operar con un 20% del personal a las empresas de call center y maquilas.

Otra de las medidas que entra en vigencia beneficia a familias que consumen menos de 150 kilowatts  quienes recibirán una transferencia de $300 durante el periodo de la cuarentena domiciliar.

Bukele añadió que la cuarentena domiciliar obligatoria responde a la necesidad de mantener el distanciamientos social y evitar la propagación del virus que ha afectado en niveles alarmantes a países como China e Italia, dijo además sentirse asustado con lo que ocurre en México y Nicaragua donde, considera, no se han tomados medidas “serias” para detener la propagación del COVID-19.

Advirtió también que la tendencia del coronavirus en el mundo es de “crecimiento exponencial”.

“Hay algo que es importante recalcar y dejar claro: vamos a actuar con rapidez y no con perfección, esto ha demostrado, no solo en El Salvador sino en el mundo, que ha sido lo mejor”, manifestó.

Asimismo aseguró que cuando los gobiernos establecen medidas extremas, como los toques de queda, los resultados no se ven inmediatamente porque el período de incubación del virus es de 15 días por lo que resulta necesario tomar medidas rápidas.

En horas de la mañana, el mandatario  pidió a los salvadoreños que no residen en municipios costeros y que se encontraban en estas zonas, que regresaran a sus hogares antes de que su retorno fuera imposible debido a las nuevas restricciones de movilidad que se estaba por aplicar.

Al final de esta tarde, policías y militares desalojaban a las personas en mercados y espacios públicos, y les pedían que se fueran para sus casas, situación que se pudo constatar en algunos puntos de San Salvador y Ahuachapán donde desde los carros patrulla se perifoneaban las indicaciones a los pobladores.

Durante la conferencia de prensa, de este sábado, Bukele confirmó además que las 102 pruebas realizadas hoy (99 a personas en riesgo de contagio y tres sospechosos) dieron negativas.

En El Salvador se reportan tres casos positivos de COVID-19, los últimos fueron detectados a partir de 102 pruebas de laboratorio practicadas el viernes a personas sospechosas y en riesgo de contagio.

Desde el pasado 14 de marzo hasta el viernes 20 del corriente, Salud había realizado 398 pruebas para detectar el COVID-19. Las primeras se realizaron a 37 personas con sospecha de haber desarrollado la enfermedad y que se hallan en aislamiento preventivo. Entre el jueves y el viernes el gobierno se refirió a 193 pruebas efectuadas a personas sospechosas y en riesgo de contagio, a partir de estas se detectaron los dos casos más recientes.

AEV/