Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

La baja inflación y las incertidumbres mundiales son las razones para que la FED deje el precio del dinero a corto plazo en 2.0%-2.25%. Cuáles será los efectos ?

La baja inflación y las incertidumbres internacionales son las razones para dejar el precio del dinero a corto plazo en 2.o%-2.25%, de esta forma la FED recorta las tasas de interés de forma preventiva por primera vez desde 2008

La Reserva Federal quiere asegurar que sus decisiones permiten apuntalar o sostener el crecimiento económico ahora que éste pierde algo de fuerza y de forma preventiva ha reducido las tasas de interés un cuarto de punto. Es la primera vez desde 2008 que se toma una decisión así. La diferencia es que entonces la crisis que se convirtió en Gran Recesión ya había mostrado su cara y en esta ocasión está por ver que ocurra.

Las razones para recortar las tasas a corto plazo y dejarlas en el 2-2.25% son dos. Por un lado, la baja inflación (o subida de precios), que está por debajo del 2% a pesar de que se mantenga a relativamente buen ritmo el crecimiento económico, y que el desempleo siga a niveles mínimos históricos. Por otro lado, la situación internacional que está caracterizada por una confrontación comercial iniciada por la actual Casa Blanca con potencias como China y la Unión Europea.

La FED presidida por Jerome Powell, no ha sido unánime a la hora de tomar esta decisión y dos de los miembros del comité abierto — órgano que decide sobre el precio del dinero– han votado en contra. Pese a ello, en la comunicación hecha tras la reunión se deja la puerta abierta a una siguiente rebaja. Con todo, en rueda de prensa posterior a la decisión, Powell dijo que la rebaja de tasas “es la decisión correcta hoy”, queriendo enfatizar que es puntual, sin querer señalar que se iniciaba un periodo de rebajas. “No vemos un largo ciclo de recortes, esto es un ajuste en mitad de ciclo”, repitió.

Trump quería una rebaja mayor pero la decisión de la Fed no fue de su del total agrado, quien ha señalado desde hace meses que se necesita una significativa rebaja de tasas para mantener el crecimiento. Donald Trump llegó a la Casa Blanca con la idea de recomponer el tablero del comercio mundial y aprobar una reforma tributaria que ha reducido significativamente las tasas fiscales a las empresas. Con ello quería animar la inversión de los negocios, algo que no está ocurriendo un año y medio después debido a las dudas que se tienen sobre las perspectivas de la economía y el comercio mundial.

Muchos economistas han dado por hecho que se rebajarían las tasas pero cuesta entender cómo con el desempleo en mínimos y la fortaleza de un consumidor con confianza como es el caso actual se necesite rebajar el precio del dinero. Pero es lo que se ha hecho, la Fed quiere que haya más consumo y menos ahorro.

Como afecta la medida de la FED: Quienes tienen créditos con tasa variable como balances en sus tarjetas de crédito, HELOC o préstamos de estudiantes verán cómo se rebaja un cuarto de punto su tasa. En el caso de las tarjetas en los que hay APR muy elevados desde que empezaron a subir las tasas apenas será perceptible. Aquellas personas que soliciten préstamos personales o para comprar un carro tendrán tasas más bajas, pero solo los que los obtengan a partir de ahora. A quienes ya los tienen no les cambia la vida. Quienes tienen una tasa de interés fija no se verán afectados.

Los ahorradores tienen que prepararse para obtener menos rendimientos en sus cuentas y certificados de depósito. Quien haya invertido hace tiempo en estos CD a largo plazo tendrán suerte de estar unos meses por encima de la rentabilidad media pero no demasiado lejos de las tasas de la Fed. Los CD ya rebajaron la rentabilidad porque anticiparon la bajada. Y es posible que lo vuelvan a hacer, ya que la Fed ha señalado que podría recortar las tasas más.

En el caso de que quiera comprar una casa, fije su mirada en la evolución del bono del Tesoro a 10 años, que es el factor determinante de los intereses de estos préstamos. Estas tasas se mueven con la anticipación de las expectativas de las tasas a corto y ya llevan tiempo contemplando esta posibilidad, por lo que las hipotecas están mucho más baratas que a finales del año pasado. Fuente: Análisis Eco Visión: NYT y Otros

 

[sform id=’1498′]