Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

La OMC hace público informe sobre cómo la crisis de la COVID-19 puede aumentar los costos del comercio internacional

La Secretaría de la OMC ha publicado una nueva nota informativa en la que se advierte del posible aumento de los costos del comercio debido a perturbaciones causadas por la COVID-19. En la nota se examinan los efectos de la pandemia en los principales componentes de los costos del comercio, en particular los relacionados con los viajes y el transporte, la política comercial y la incertidumbre, y se indican las esferas en las que los costos podrían seguir siendo más elevados incluso después de que se haya contenido la pandemia.

La nota estima que los costos de viaje y transporte representan hasta un tercio de los costos comerciales dependiendo del sector. Por lo tanto, es probable que las restricciones de viaje relacionadas con la pandemia afecten los costos comerciales mientras permanezcan vigentes. Por ejemplo, la capacidad mundial de carga aérea se redujo en un 24,6 por ciento en marzo de 2020, ya que los vuelos de pasajeros representan aproximadamente la mitad de los volúmenes de carga aérea. Es probable que el aumento resultante en los precios del flete aéreo solo disminuya con un repunte en el transporte de pasajeros, según el informe.

Si bien el transporte marítimo y terrestre no ha enfrentado impactos comparables, el transporte marítimo ha experimentado una disminución en el número de viajes, mientras que el transporte terrestre internacional se ha visto afectado por cierres de fronteras, medidas sanitarias y desvíos. Además, los viajes de negocios, que son importantes para mantener las relaciones comerciales y gestionar las cadenas de valor globales, además de ser una actividad económica importante por derecho propio, se ven interrumpidos.

La calidad de la infraestructura de la tecnología de la información y las comunicaciones (TIC) y la preparación digital serán importantes para determinar qué tan bien pueden hacer frente las economías. Se estima que las barreras de política comercial y las diferencias reglamentarias representan al menos el 10 por ciento de los costos comerciales en todos los sectores. Incluyen medidas arancelarias y no arancelarias, barreras comerciales temporales, diferencias regulatorias y los costos de cruzar fronteras, así como otras políticas que impactan el comercio, como la falta de facilitación de inversiones o de protección de la propiedad intelectual.

El informe señala ampliamente que, si bien COVID-19 ha motivado cambios en las tarifas y las prácticas regulatorias que restringen el comercio y facilitan las importaciones, estas medidas hasta ahora han afectado solo a un pequeño subconjunto de productos. Un cambio inducido por la crisis hacia la digitalización de los procedimientos aduaneros y regulatorios para reducir el contacto físico podría reducir potencialmente los costos comerciales asociados a largo plazo. El informe también apunta a la incertidumbre como un factor que magnifica el impacto de los costos existentes relacionados con el comercio, que pesa sobre los flujos de financiamiento comercial y reduce el apetito de las empresas para invertir en la investigación de nuevos mercados, adquirir habilidades lingüísticas y posibles socios, y cumplir con los estándares extranjeros.

Se observa que en el primer trimestre de 2020, una medida ampliamente utilizada para el nivel mundial de incertidumbre registró niveles un 60% más altos que los provocados por la guerra de Irak y el brote de síndrome respiratorio agudo severo (SARS) en 2003. A mediados de marzo , un índice separado de volatilidad de los mercados financieros se acercó a los máximos vistos por última vez en 2008 después de la quiebra de Lehman Brothers. De cara al futuro, el informe señala que muchos gobiernos han implementado medidas para mitigar las interrupciones de la actividad económica relacionadas con la pandemia, por ejemplo, eximiendo a ciertos tripulantes de transporte de las restricciones de viaje o mejorando la calidad y el acceso a las TIC. Si bien se puede esperar que muchos de los cambios en los costos comerciales se reviertan una vez que se controle la pandemia, el informe observa que algunos efectos pueden persistir. Por ejemplo, la consolidación de la industria de la aviación y los cambios en el apetito de los pasajeros por los viajes aéreos podrían generar mayores costos de transporte aéreo. Además, las opciones de política gubernamental, que podrían reducir o aumentar la incertidumbre de la política comercial, serán importantes para configurar los costos comerciales relacionados con la incertidumbre en el futuro.

 

AEV/OMC