Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

La pandemia Covid-19 ha golpeado fuertemente los cimientos de la industria y el comercio en El Salvador

El Salvador es un pequeño país del Istmo de Centroamérica en cuya área territorial de 21.040 km² vive una población aproximada de 6.05 millones de habitantes. El PIB estimado para 2020 por el FMI podría estar cerca de la cifra de USD 27,918 millones nominales y el PIB per-cápita alrededor de USD 4,126 dólares.

Según las cifras recientes del Banco Central Reserva, la economía salvadoreña ha crecido hasta el 2018 a una tasa del 2.6%, dato que es mayor que el crecimiento potencial del 2%. Es un crecimiento bastante lento para lo que el país necesita para la generación de empleos. A pesar de ello, este crecimiento ha sido generado por la influencia del comportamiento de la producción industrial, misma que ha venido registrando, en promedio el 2.7%.  Este comportamiento significa que este sector genera el mayor peso de las exportaciones del país. Aunque el sector agropecuario es relevante, y generador de empleo es un país cuya base estructural se apoyó en la agorindustrilizacion.

A partir del 1 de enero de 2001 El Salvador adoptó el dólar estadounidense como moneda de curso legal, por consiguiente, es una encomia “anclada” con lo cual renunció a aplicar una política monetaria o cambiaria independiente y vinculó su economía de manera más estrecha al desempeño de la economía de Estados Unidos de América.

En este contexto la Pandemia del Covid-19 ha impactado fuertemente la totalidad de las cadenas intersectoriales de la economía, y según lo que revela la Encuesta realizada por EconomistVision, el alargamiento del Confinamiento y la intensidad de la afección de la virulencia ha golpeado al país con fuerza.

Así, después de las referencias anteriores, adelante resumimos los resultados de la Encuesta promovida por EconomistVision entre el 18 julio/22 agosto de 2020, cuyo objetivo es valorar el desempeño de la económico del país en el contexto de la Pandemia del Covid-19, a través de la opinión de un importante segmento socio económico conformado por Empresarios, Trabajadores Asalariados y Profesionales Independientes.

Las expectativas y el sentimiento de los sectores mencionados se resumen en los siguientes puntos:

  • El 82% de los encuestados expresa que el país ha sido golpeado severamente por la pandemia del Covid-19, paralizando más de la mitad de los sectores económicos, especialmente los sectores comerciales, la industria y los sectores de la pequeña y mediana empresa. Sin embargo, el sector mas afectado es el comercial y de servicios.
  • Los factores por donde se ha canalizado los efectos de la “paralización generalizada de la economía” son la caída de la demanda interna y externa, el rompimiento de las cadenas de suministros y el confinamiento oficial del gobierno el que ha sido prolongado. Estos tres factores son los causantes de la caída del producto interno bruto en el periodo de la pandemia y potencialmente será en el 2021 trasladando el efecto sobre los trabajadores asalariados.
  • El 63% de los encuestados prevé que la economía tendrá una recuperación lenta, en la forma de una U suavizada a la derecha, pero un 21% de los encuestados considera que por efecto del rebrote de la virulencia la recuperación del país será inestable y el crecimiento tendera en la forma de W, es decir se prevén que los “rebrotes” de infección incidirán en un comportamiento inestable de la economía a lo largo del 2020 y se alargaría en 2021.
  • Según el 62% de los encuestados considera que el país no tiene capacidad de recuperación (Resiliencia) por su estado de agotamiento para que pueda impulsar un crecimiento mayor que las tasas históricas, que por si han sido bajas en los últimos años.
  • El 89% de los encuestados afirma que el papel del sistema de integración ha sido “ineficaz” en cuanto a contribuir con el país y la región en cuanto a promover soluciones concretas para minimizar la crisis y sobrellevar la recuperación económica.
  • En cuanto al papel del gobierno en conducir al país durante la pandemia del Covid-19, los encuestados se dividen en dos posiciones equilibradas, un 49% considera que el “actuar del gobierno” ha sido negativo, y el 45% considera que la conducción del gobierno ha sido y aceptable.
  • La preocupación más importante del 61% de los encuestados es que se prolongue la pandemia y la afectación termine de agravar más la situación económica del país.
  • El 93% de los encuestados afirma que hay una “ausencia o vacío de alivio” financiero por parte del gobierno, las instituciones financiera nacionales e internacionales para contribuir a “resolver situaciones propias de la pandemia” y la producción semiparalizada”. Sin embargo, el 59% considera que existe la posibilidad de acceder a financiamiento bancario para apalancar la recuperación de las empresas y los sectores afectados.
  • El 70% de los encuestados afirma que el Gobierno podría iniciar una “reforma fiscal” para financiar las actividades del Estado. Lo cual redundaría en una afectación más grave sobre la recuperación económica, haría que se prolongue en el tiempo su recuperación.
  • El 90% de los encuestados afirman que durante este periodo de crisis la desigualdad y la pobreza en El Salvador se ha profundizado con gran intensidad.

 

AEV/Editor-aal

CEPAL Version_revisada_ab-ppt_informe_covid_5_15_julio (1)
EL SALVADOR-ENCUESTA DE COYUNTURA DE LA ECONOMIA DE CENTROAMERICA