Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

La reunificación alemana aun es un desafío pendiente

A 29 años de la reunificación alemana, la canciller Angela Merkel dijo que son necesarios más esfuerzos para crear condiciones de equidad entre los estados alemanes del este y del oeste, en una celebración en Kiel. La canciller Angela Merkel y otros políticos alemanes de alto rango celebran este jueves, 3 de octubre de 2019, el Día de la Unidad alemana, con una reunión en la ciudad portuaria de Kiel, en el norte del país.

El presidente alemán Frank-Walter Steinmeier advirtió que la “gran fortuna que es la reunificación alemana” es un proceso continuo y no puede simplemente “colocarse en el gabinete de trofeos de la nación”.

Merkel y Steinmeier se unirán a otros políticos de alto rango para la celebración del Día de la Unidad alemana, que incluirá un servicio ecuménico eclesiástico y discursos en la tarde.

La ministra alemana de Defensa, Annegret Kramp-Karrenbauer, elogió este jueves el papel que desempeñó el Ejército alemán en la reunificación, mientras se reunía con las tropas a bordo de la fragata “Schleswig Holstein”. “Hace casi 30 años, los miembros de dos ejércitos se unieron. De repente, los opositores se convirtieron en camaradas”, dijo Kramp-Karrenbauer. “Que esto fue exitoso se debió principalmente al hecho de que la gente era decidida y lo suficientemente valiente como para dar forma al futuro juntos”. Kramp-Karrenbauer agregó que el ejército alemán es “un símbolo visible de la exitosa reunificación de nuestro país”.

En las casi tres décadas transcurridas desde la reunificación, los estados orientales que alguna vez fueron la República Democrática Alemana (RDA) continúan rezagados económicamente por detrás de otras partes del país.

Según un informe reciente del Gobierno alemán, más de la mitad de los residentes en el este de Alemania se sienten ciudadanos de segunda clase, y solo el 38% de los encuestados dijo que la reunificación fue un éxito. A pesar de los obstáculos, el ministro alemán del Interior, Horst Seehofer, dijo que cree que las diferencias estructurales entre los estados del este y oeste de Alemania se eliminarán en los próximos 10 años. “Creemos que pasará una década antes de que tengamos las mismas condiciones de vida en toda Alemania. Esto se aplica no solo a los estados [de la antigua RDA], sino también a regiones estructuralmente débiles en otras partes de Alemania”, dijo al periódico Bild, de circulación masiva.

AEV/DPA