Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

La votación del Parlamento del Reino Unido apunta a retrasar el Brexit sin acuerdo

Anoche, el parlamento británico votó para quitarle al flamante primer ministro el control del gobierno y para recuperar el poder de aprobar una legislación que bloquee los planes de llevar a cabo un brexit duro o sin acuerdo. La mayoría de los parlamentarios británicos cree que abandonar la Unión Europea sin acuerdo previo sería desastroso para la economía del país. Los adversarios de Johnson temen que pueda solicitar una elección para el 14 de octubre y después cambie la fecha de los comicios para esperar a que pase el 31 de octubre, fecha límite de la salida del Reino Unido de la Unión Europea. Esa movida le permitiría a Johnson asegurar una salida sin acuerdo previo, como ha anunciado en los últimos meses.

El Parlamento británico votó el martes por una alianza entre partidos para tomar el control de la agenda de la Cámara de los Comunes, parte de la propuesta de la alianza para evitar que el Reino Unido abandone la UE el 31 de octubre sin un acuerdo. La votación exitosa significa que el Parlamento puede votar sobre otro proyecto de ley este miércoles que obligaría al primer ministro Boris Johnson a retrasar el Brexit hasta enero a menos que los parlamentarios respalden un nuevo acuerdo o voten por una salida sin acuerdo.

Anteriormente, el gobierno de Johnson perdió su mayoría en la Cámara de los Comunes después de que el diputado conservador Phillip Lee desertó ante los demócratas liberales. Lee cruzó el piso de la Cámara de los Comunes justo cuando Johnson comenzó a dar una declaración en la cumbre del G7 del mes pasado. “Llegué a la conclusión de que no es posible servir a los intereses de mis electores y países como miembro conservador del Parlamento”, dijo en un comunicado, informó la BBC . “Este gobierno conservador está persiguiendo agresivamente un Brexit dañino en formas sin principios. Está poniendo en peligro vidas y medios de subsistencia innecesariamente y está poniendo en peligro la integridad del Reino Unido ”.

Johnson ha insistido en que el Reino Unido debe abandonar la UE el 31 de octubre, con o sin un acuerdo, y ha pedido elecciones anticipadas para octubre. Los rebeldes Tory y los parlamentarios de la oposición despejaron un obstáculo inicial cuando el presidente de los Comunes, John Bercow, les concedió un debate y una votación para tomar el control de la agenda de los Comunes, lo que hicieron aproximadamente a las 10 p.m. Aunque funcionarios de Downing Street habían advertido que el primer ministro presionaría para una elección si tienen éxito.

AEVCon Reuters