Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Las diez habilidades laborales más demandadas en América Latina: la tecnología, programación e idiomas….

El informe tiene como punto de partida el cambio de las habilidades necesarias para la cuarta revolución industrial. En él, se añade que 54% de la población mundial para 2022 deberá actualizar sus conocimientos y adquirir nuevas habilidades para poder competir en el mundo laboral.

La tecnología, programación e idiomas serán las habilidades laborales que marcarán la pauta en los años sucesivo en los países de mayor desarrollo en América Latina. Así lo concluye el más reciente informe del estudio ‘InsightEdtech: las habilidades del futuro a un solo clic’, realizado por Endeavor, y citado por Open Education, en el que se detallan cuáles destrezas deben tener los candidatos para desempeñarse en muy buenos cargos en las empresas. Esta muestra ha sido realizada en Colombia, Uruguay y otros países.

No obstante, también se detalla que los profesionales que aspiran a los empleos del futuro, o que quieran moverse de empleo, deberán estar mejor capacitados para los retos tecnológicos y humanos que vendrán, así como lograr consolidar importantes conocimientos en herramientas Google.

Y es que, de acuerdo con dicho informe, en el top 10 de dichas habilidades para este año están los idiomas, la tecnología y programación, las habilidades básicas, la creatividad, la originalidad e iniciativa, la ética, el pensamiento analítico e innovador, el liderazgo, la resolución compleja de problemas, las herramientas de Google y el pensamiento crítico y análisis de los conflictos laborales.

Frente a las habilidades de idiomas, CEO de Open Education, explicó que “En Open English, por ejemplo, nos complace poder ayudar a los profesionales a aprender inglés para que puedan tener éxito en el mundo laboral en el que les toca competir, en donde el conocimiento del inglés es una necesidad y una ventaja”.

El estudio también compara las habilidades más buscadas en 2015 frente a las de 2018. En ese análisis se compara que mientras hace cinco años la tecnología no se consolidaba como una gran destreza, ahora sí. Se observa, en términos generales, que el conocimiento de una segunda lengua sigue ocupando el primer lugar.

“Los aspirantes a encontrar trabajo en el futuro deben ser adaptables y flexibles. En los próximos años la fuerza laboral debe acostumbrarse a controlar cambios de trabajo frecuentes y tener la capacidad de acoplarse. Será fundamental entender el concepto de ‘life long learning’; es decir, tener la capacidad de reinventarse”, explicó Casilda Güell, decana de OBS Business School.

Los ajustes laborales que se vislumbran a largo plazo dejan ver los nuevos puestos que se prevén en un horizonte de 20 años. De acuerdo con datos del estudio del Foro Económico Mundial, “65% de los niños que hoy ingresan a la educación básica, trabajarán en puestos que aún no existen”.

Todas las modificaciones que se darán podrían tener impacto en por lo menos 7,1 millones de trabajadores. Esto debido a que, según el Foro Económico Mundial, se dará la automatización de tareas y la desaparición de intermediarios en las empresas. Es de resaltar que todo esto también abrirá la puerta para que las firmas creen cerca de 2,1 millones de puestos de trabajo. La mayoría, relacionados con las nuevas capacidades y habilidades digitales: ya sean ingenieros, programadores, matemáticos o hasta científicos, principalmente).

AEV/Republica.com