Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Los shocks del mercado de valores con el COVID-19 y las lecciones del pasado

Algunos expertos señalan que la reciente recuperación en forma de V del S&P 500 sugiere que lo peor de la crisis de COVID-19 ya pasó. Si bien el S&P 500 incorpora en su medición a las 500 mayores empresas de los EE. UU, las comparaciones con crisis pasadas muestran que este no será necesariamente el caso.

Como nos han enseñado las crisis pasadas, una recuperación inicial del mercado de valores no es garantía de que estemos fuera de peligro. La efectividad del estímulo monetario y fiscal solo será más clara en los próximos meses. Las nuevas perturbaciones del mercado de valores, derivadas de las tensiones pandémicas o geopolíticas, podrían provocar un retorno a la volatilidad y nuevas caídas.

Durante la Gran Recesión (2008–2009), la caída inicial y la recuperación en el S&P 500 ocurrieron más lentamente de lo que hemos visto desde que comenzó la pandemia de COVID-19. Una caída mayor se produjo casi un año después del pico del mercado de octubre de 2007: Lehman Brothers no colapsó hasta septiembre de 2008. La recuperación posterior a Lehman tomó mucho más tiempo que el repunte que hemos visto en las últimas semanas. ¿Podría un resurgimiento generalizado de los casos de COVID-19 producir un ” efecto Lehman “? Si es así, es posible otra gran caída.

El colapso de las acciones de la Gran Depresión en 1929 fue de la misma magnitud que la caída provocada por la pandemia. Una recuperación temporal entre noviembre de 1929 y abril de 1930 fue principalmente el resultado de “FOMO”, el miedo a perderse, que también puede ser el caso hoy. Desde abril de 1930 en adelante, el S&P 500 sufrió una disminución turbulenta y continua, en parte debido al aumento del proteccionismo impulsado por la Ley de Aranceles Smoot-Hawley. Los derechos de importación y las acciones de represalia entre los socios comerciales tensaron la economía estadounidense ya debilitada, prolongando la disminución durante varios años. Hoy, podríamos ver más turbulencias en el mercado financiero y un mercado bajista extendido si los conflictos geopolíticos y económicos se profundizan.

AEV/ The Conference Board