Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Más de 16 millones de trabajadores en Estados Unidos han perdido el seguro médico desde el comienzo del COVID-19.

Más de 16 millones de trabajadores en Estados Unidos han perdido el seguro médico desde el comienzo del COVID-19, señala un estudio, así mismo durante la primera quincena de abril se estima que 9.2 millones de trabajadores perdieron su seguro médico.

Desde que comenzaron las repercusiones económicas de la pandemia de coronavirus a principios de marzo, se ha disparado el número de trabajadores despedidos medido por el incremento en las nuevas solicitudes de seguro de desempleo.

El Instituto de Política Económica ha dado seguimiento a las solicitudes de desempleo por industria para poder obtener una aproximación de cuántos trabajadores corren el riesgo de perder su seguro médico que es proporcionado por el empleado (EPHI).

Hasta el 9 de mayo, más de 36 millones de trabajadores que habían sido despedidos desde mediados de marzo, según las mediciones del total de reclamaciones de desempleo elaborado por el Instituto de Política Económica, señala que más de 16.2 millones de personas perdieron su seguro médico (EPHI). Durante la primera quincena de abril se estima que 9.2 millones de trabajadores probablemente perdieron el seguro médico de su empleador después de las primeras 4 semanas de cierre.

Debido a que Estados Unidos es el único país que vincula los beneficios del seguro de salud al empleo, muchos de los nuevos desempleados se enfrentarán repentinamente a opciones de seguros con opciones costosas.

Hasta el momento una solución, según especialistas, podría ser extender el Medicare y Medicaid a todas aquellas personas que sufran pérdidas de empleo durante el periodo de la pandemia con la ayuda del gobierno federal financiado esa opción.

Se ha propuesto que el gobierno federal pague toda la cobertura de COBRA para que los trabajadores despedidos puedan continuar con la cobertura proporcionada por el empleador. Esta propuesta pretende ayudar a muchos trabajadores a continuar con la cobertura, sin embargo, en algunos estados el programa no ayudará a los trabajadores de menos de 20 empleados que no son elegibles para COBRA.

En Estados Unidos el vínculo entre el trabajo y el seguro médico es una fuente primordial de inequidad en el sistema de salud de Estados Unidos, señala el instituto. Esto es aterrador especialmente para los trabajadores que pierden su seguro médico como resultado de la pandemia de COVID-19.

AEV/LAOPINION