Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Mujer que dio a luz ocho bebes “Octomamá” goza de buena salud igual que sus pequeños hijos.

Nadya Suleman, también conocida cono “Octomamá”, consiguió atrapar la atención de todos  en el 2009 cuando se quedó embarazada de ocho bebés de una vez. Nady y su doctor pasaron a ser polémica, fueron muy criticados por muchas personas, pero también apoyados por muchas otras. Sin embargo, fue un caso que en América generó mucho interés.

En el año 1996, Nadya se casaría con Marcos Gutiérrez y obtuvo su licencia en terapia psiquiátrica de la universidad Mt. San Antonio. Tras recibir su título, comenzaría a trabajar en el Hospital Metropolitan State, en la zona de psiquiatría. Para ella, su trabajo era muy valioso y le hacía sentirse llena pero también es verdad que al cabo del tiempo, se daría cuenta de que este trabajo no era nada sencillo e incluso ponía su vida en riesgo. Ella tenía claro que quería ser madre, aún así no quería dejar de lado su carrera profesional porque también era un pilar muy importante en su vida. Para su sorpresa, un día ocurriría un desafortunado evento en su lugar de trabajo que acabaría convirtiendo su vida en una larga montaña rusa de emociones.

El 18 de septiembre de 1999, sucedió algo terrible en su lugar de trabajo mientras ella trabajaba. Algunos pacientes internados en el hospital, comenzaron unos enfrentamientos y Nadya con la intención de calmarles, decidió intervenir. Desafortunadamente, cuando una paciente volcó un escritorio, aterrizó sobre la espalda de Nadya, causándole así una hernia de disco. A pesar de que Nadya pudo recibir una compensación económica (US$ 170,000 para ser exactos), el dinero no era la mayor de sus preocupaciones.

Debido a esta lesión que sufrió mientras trabajaba, Nadya comenzó a tener tanto dolores físicos como de angustia emocional, no lo estaba pasando nada bien… A pesar de que estaba de baja y había sido remunerada, Nadya aún seguía enfrentándose a algunas crisis personales. Todavía, a pesar de que ya estaba casada, no se había quedado embaraza. Llevaban tres años intentando formar una familia, y a pesar de que lo intentaron en múltiples ocasiones, aún no habían tenido éxito.

Nadia y su marido decidieron consultar a profesionales para averiguar cuál era el problema, ¿por qué no lograban concebir? La pareja deseaba fuertemente quedarse embarazada, así que siguieron las instrucciones que los médicos les impusieron, a pesar de seguir a rajatabla sus direcciones, nada parecía funcionar…Tras intentar todo tipo de métodos y no poder conseguir quedarse en cinta, Nadya se deprimió. Realizaron todo tipo de exámenes para dar con lo que estaba fallando y resultaba ser que su marido Marcos era estéril. El método natural para ellos ya no era una opción, así que tuvieron que empezar a pensar en otras alternativas.

De la noche a la mañana, Nadya se encontró entre la espada y la pared. Nadya necesitaba elegir entre quedarse con Marcos o tener hijos, aquello con lo que siempre había soñado. En esta difícil situación, Nadya eligió pensar en sí misma y en sus sueños, por ellos mismo decidió divorciarse de Marcos en el 2000. Tras su divorcio, Nadya decidió comenzar un tratamiento de FIV para finalmente, poder crear su propia familia. Pero una vez más, el destino decidió sorprenderla una vez más.

Sería en el 2008, cuando Nadya sería conocida por el mundo entero después de tomar una decisión muy polémica. Nadya decidió visitar al que había sido el doctor que había tratado sus intervenciones, el Dr. Michael Kamrava. Durante su cita, Nadya le comentó a su médico que quería someterse a una nueva fecundación in vitro. Nadya, se escusó argumentando que ella se considera una persona “pro-vida”, no quería que sus óvulos fuesen desperdiciados.

El Dr. Kamrava no estaba del todo convencido, puesto que la implantación de seis nuevos óvulos podría ser un proceso extremadamente peligroso. Sin embargo, Nadya consiguió lo que quería, el doctor implantó los seis óvulos sobrantes debido a su constante insistencia. Tanto el doctor sabía que implantando seis óvulos, habrían muchas posibilidades de que Nadya se quedara embarazada de más de un bebé. Por alguna razón, el Dr Kamrava acabó implantando doce óvulos. Evidentemente, esto hizo que esta nueva intervención fuese aún más delicada.

Nadya Suleman y el Dr. Kamrava tomaron una decisión demasiado arriesgada. Implantar tantos embriones se estaba lejos de la práctica médica estándar, de este tipo de intervenciones. A pesa de que pueda parecer incríble, Nadya estaba completamente de acuerdo y feliz con el resultado. Lo que acabó sucediendo esta vez es que ocho embriones consiguieron ser fecundados y estables. ¡Nadya pasaba quedarsr embarazada de ocho bebés de una sola vez!El desafío esta vez era conseguir que este embarazo masivo consiguiera salir adelante pues un embarazo de ocho bebés requiere de cuidados y controles constantes.

Tener ocho bebés puso al cuerpo de Nadya en una situación muy complicada y arriesgada. Tan pronto como la prensa se entero de esta historia, pasó a ser viral. Su historia aparecía por toda la prensa mundial e internet. Pasó a ser conocida por el apodo “Octomom” (Octomamá). Estaba claro que “La Octomamá” tenía una historia que no se oía a menudo, su experiencia como madre era única y peculiar.

Entre tanto, Nadya no tardaría en dar a luz a sus bebés y cuando llegó el día del parto, afortunadamente, los ocho bebés nacieron sin ningún tipo de problema. El proceso había sido un éxito desde el comienzo hasta el final. Cabe destacar que este caso es el primero en la historia donde un grupo de bebés octillizos nacen vivos y además sobreviven después de siete días.

Nadya estaba feliz y contenta por el resultado. Todos sus bebés estaban sanos y salvos y no podía esperar a presentárselos al resto de la familia. Ahora Nadya estaba en el ojo público, nadie creía que fuera capaz de poder hacerse cargo de todos los bebés. Este caso no solo fue polémico popularmente sino que también en el ambiente profesional médico. Muchos médicos trataron de hablar con Nadya para poder entender y estudiar su caso más profundamente para contemplar avances en el futuro.

Ya incluso antes de dar a luz, la historia de Nadya, se encontraba circulando por todos los medios de comunicación. A pesar de que la gente no reconocía su nombre, la conocían por su apodo, “Octomom”. Nadya intentó controlar la historia o los informes sobre ella, y también por otro lado, beneficiarse económicamente de esta situación para poder así poder mantener a su gran familia. Tras dar a luz, contrató a gente para gestionar sus relaciones públicas de modo que pudiera compartir su historia y tener alguna forma de control sobre ella, pero esta tarea resultó ser más difícil de lo que esperaba.

Después de dar la bienvenida a sus ocho bebés al mundo, siguió siendo popular en los medios. Las críticas la acusaron de querer estar en el centro de atención. Incluso llegaron a decir que esta era la verdadera razón por la cual decidió dar a luz a todos sus hijos. Mientras tanto, su personalidad pública era algo a lo que Nadya tenía que acostumbrarse, pero con el paso del tiempo, su fama se hizo aún más difícil de llevar. De hecho, recibió todo tipo de ataques, los habitantes del estado de California la acusaron de que estaba desperdiciando el dinero de los contribuyentes ¡y que ella encarnaba prácticamente todo lo negativo sobre la sociedad moderna de Estados Unidos!

Hoy en dia los niños viven felices y en un buen estado de salud.

 

AEV/worldwide