Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Nuevas proyecciones del FMI para la Argentina la perspectiva empeoro ahora se estima que la economía caerá 9,9% en 2020

Según las nuevas proyecciones del organismo presentadas en el informe Perspectivas Económicas Mundiales (WEO). En abril, la contracción prevista era del 5,7%. La recuperación será más lenta, pero en un contexto de alta incertidumbre producto de la evolución de la pandemia y del impacto que tiene en las diferentes economías del mundo, el Fondo Monetario Internacional (FMI) recortó las estimaciones de actividad que había informado en abril, y adelantó que la nueva proyección para la Argentina implica una contracción del PBI del 9,9%, frente al 5,7% de caída estimado hace dos meses.

A su vez, también fue menos optimista en torno a la recuperación esperada para el 2021, ya que de un crecimiento de 4,4% esperado en abril, ahora el organismo prevé que el rebote será de 3,9%. De ser así, la economía argentina el año próximo quedará lejos de volver a los niveles pre pandemia, que ya eran bajos.

Los datos corresponden al informe de Perspectivas Económicas Mundiales (WEO, según sus siglas en inglés), que en el caso de la Argentina y del resto de los países de la región, serán explicados el viernes por el director del Departamento del Hemisferio Occidental, Alejandro Werner. Para Brasil, las proyecciones indican una caída del 9,1% este año, mientras que asciende al 10,5% en el caso de México.

En el caso argentino, 2020 será el tercer año de recesión, ya que en 2019 el país registró una caída del 2,2% y el año anterior había sido de 2,5%. Las estimaciones para este año son diversas. El Banco Mundial informó hace pocas semanas que, según sus proyecciones, la economía argentina caerá 7,3%, pero hay algunos bancos de inversión que ya estiman bajas del orden del 12%.

Por su parte JP Morgan, que adelantó estos números en un seminario realizado ayer de manera virtual. Según el banco, si bien la Argentina controló a tiempo lo sanitario con la cuarentena temprana, el impacto en la economía será muy grande. Por cada mes de aislamiento, la caída del producto oscila entre el 2% y el 2,5%. De hecho, hace un mes la contracción proyectada era del 10 por ciento.

En el caso argentino, los analistas no sólo explican las estimaciones de contracción de la actividad por los efectos que está teniendo -y que aún no terminó de generar- el COVID-19 en los distintos sectores. La falta de definición, a seis meses de iniciado el actual gobierno, de la reestructuración de la deuda externa agrega un manto de duda al escenario económico. Incluso, las previsiones del BM incluyen la incertidumbre en materia de deuda para explicar la caída del PBI estimada para este año.

AEV/FM