Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Particularidades del proyecto de Trump para América Latina: América Crece

Para algunos analistas los EE. UU se propone ampliar con la Iniciativa América Crece (ver original abajo), es la influencia de EEUU en Latinoamérica y el Caribe mediante la Iniciativa América Crece a través de la cual le permite esquivar controles parlamentarios obligatorios en los países involucrados y avanzar hacia un reformateo de convenios más entre ellos los Tratados de Libre Comercio (TLC).

La iniciativa América Crece que fue lanzada en 2019 tiene un formato al estilo Trump: es expedita, escueta, y no requiere de negociación alguna entre instancias gubernamentales. Tampoco precisa de consultas a los parlamentos, mucho menos involucra a segmentos de la sociedad civil, porque el formato de Memorando de Entendimiento así lo permite.

Así como le gusta al presidente norteamericano Donald Trump, el mecanismo para afianzar la presencia de empresas norteamericanas en Latinoamérica y el Caribe impone la firma de un Memorando de Entendimiento, MoU por sus siglas en inglés, que sella el compromiso del gobierno en cuestión, para cumplir la hoja de ruta que trazarán los distintos organismos y agencias norteamericanas.

  • El desafío: Las Américas buscan facilitar la prosperidad económica, la seguridad y el bien y gobernanza. Las Américas enfrentan un déficit en la inversión en infraestructura, que se arrastra crecimiento económico. La región necesita $ 100-150 mil millones en nueva inversión anual en infraestructura. Los centros de población y los mercados económicos en crecimiento deben aumentar la inversión para garantizar diversificación del mercado, seguridad energética y crecimiento continuo.
  • La Iniciativa: El Crecimiento en las Américas “La iniciativa América Crece” es una innovadora e integral enfoque gubernamental para apoyar el desarrollo económico catalizando el sector privado, inversión en energía y otros proyectos de infraestructura en América Latina y el Caribe. El objetivo hemisférico es fomentar la creación de empleo e impulsar el crecimiento económico facilitando proyectos de infraestructura que se necesitan con urgencia.
  • Sostenibilidad: América Crece se centra en la construcción de un entorno propicio para el sector privado inversión en infraestructura transparente, competitiva y acorde con las mejores prácticas. Se centra en la infraestructura, que incluye, entre otros, energía, telecomunicaciones, puertos, carreteras y aeropuertos. América Crece aprovecha una caja de herramientas integral para respaldar la energía y proyectos del sector de infraestructura desde estudios de viabilidad en etapa inicial hasta la inversión final decisiones para ayudar a los países a mejorar sus marcos regulatorios y estructuras de adquisiciones para cumplir con los requisitos del financiamiento de proyectos con recursos limitados.
  • Alianzas: América Crece trabaja en estrecha colaboración con los gobiernos de la región, utilizando herramientas incluyendo compromiso diplomático de alto nivel, memorandos de entendimiento marco formales, asistencia técnica y intercambios, así como aprovechar los diálogos bilaterales y los foros regionales existentes para compartir lo mejor prácticas de forma bilateral y a través de instituciones regionales, asociaciones empresariales y los grupos de la sociedad civil.
  • Inversión del sector privado: América Crece busca atraer mayor infraestructura del sector privado inversiones conectando los EE. UU. sector privado a oportunidades en América Latina y el Caribe. Las actividades incluyen alojamiento de empresa a empresa y de empresa a gobierno mesas redondas, apoyo a misiones comerciales y viajes de estudio, emprendiendo conciencia comercial estudios, compartiendo las mejores prácticas para mejorar el clima de inversión y apoyando los proyecto y financiación. América Crece agiliza recursos gubernamentales para el sector privado.
  • Todo el gobierno: América Crece aprovecha los programas, recursos y experiencia de numerosos EE. UU. agencias gubernamentales para ayudar a interactuar con los gobiernos, asegurar el financiamiento, asesor y mitigar el riesgo y fortalecer los entornos regulatorios para los inversionistas. Las agencias centrales incluyen los Departamentos de Estado, Tesoro, Comercio y Energía, así como los Estados Unidos y la Agencia para el Desarrollo Internacional (USAID), Comercio y Desarrollo de los Estados Unidos y Agencia (USTDA) y la Corporación de Inversión Privada en el Extranjero (OPIC).

Mediante este procedimiento ya no se involucrarán en engorrosas negociaciones de tratados de libre comercio, TLC, para mejorar su balanza comercial, para obtener jugosos contratos estatales, realizar cambios a la legislación y en general adecuar a sus intereses el diseño del esquema de inversiones de los países.

Todo lo anterior es una consecuencia de “El dragón hace temblar al águila: EEUU teme perder América Latina ante el ascenso de China

A través de América Crece, Estados Unidos y los gobiernos de la región (donde por ahora son parte Argentina, Chile, Jamaica, Panamá, Colombia, Ecuador, Brasil, El Salvador y Honduras y hace poco se incorporó Bolivia) hacen un compromiso diplomático de alto nivel de encaminar la agenda que será trazada por los organismos y agencias norteamericanas y sus respectivas entidades empresariales de los países.

Ahora con América Crece avalada por el MoU firmado, tienen el mecanismo para orientar las inversiones de los gobiernos hacia obras de gran infraestructura, útiles a sus intereses, donde se mencionan especialmente los proyectos energéticos, entiéndase gas, litio y proyectos hidroeléctricos de envergadura, por ejemplo.

Según expertos; la firma de un MoU permite evadir (por ahora) a los parlamentos, pues no son tratados o acuerdos, que según algunas constituciones deben pasar por el escrutinio de esos entes e incluso someterse a referendos. El mecanismo legal de Memorando de Entendimiento les permite evitar ese dispositivo de control.

AEV/ EDITOR/ JOSE LUIS MAGANA

America-Crece-One-Pager-003-508