Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Presidente de Ecuador cede ante las protestas y elimina leyes de ajuste económico

Durante 10 días el país ha estado envuelto en protestas que se han cobrado la vida de cuatro personas. El mandatario ecuatoriano Lenín Moreno retrocedió en sus intenciones de establecer leyes de ajuste económico y este pasado domingo eliminó los decretos que establecían, entre otras normas, un alza en los precios de los combustibles.

Tras diez días de protestas populares y revueltas que cobraron la vida de cuatro personas, el presidente ha cedido ante la presión.

Las leyes fueron derogadas horas después que el mandatario se sentó a dialogar con los sectores de la población, entre ellos los líderes indígenas, que acordaron regresar a la normalidad mientras se crea una comisión conjunta que evalúe como realizar los ajustes que requiere la economía nacional.

“Hemos tenido un acuerdo, que como bien se ha manifestado de lado y lado ha significado sin duda alguna, sacrificio de cada una de las partes, porque eso es precisamente un acuerdo. No significa ganarlo todo”, dijo Moreno.

Por su parte, el líder indígena Jaime Vargas cree que “ha sido importante este acercamiento, hace tiempo queríamos conversar de estos procesos, quisiéramos también de corazón y decir que los pueblos y nacionales nos hemos levantado en busca de la libertad”.

Desde el gobierno se mantiene la posición sobre la necesidad de aplicar las medidas con el objetivo de estabilizar las finanzas fiscales y reducir sustancialmente un abultado déficit.

Sin embargo, reconoce que la subida de los precios de los carburantes fue muy drástica en un país petrolero que está acostumbrado a tener a precios asequibles esos productos. Por ejemplo, el aumento decretado de la gasolina era de 1.85 a 2.30 dólares por galón y del diésel, de 1.03 a 2.30 dólares.

AEV/EFE