Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Pronóstico del Siglo XXI: la reducción de la población mundial y la hegemonía china

Aproximadamente 900 millones de habitantes es lo que perderá el planeta tierra en el corto plazo de 36 años comprendidos entre 2064 y 2100. Lo afirma un estudio realizado por el Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud de la Universidad de Washington [IHME], donde también enfocan cuestiones sociales y económicas globales discriminadas por regiones y países.

El Instituto de Métricas y Evaluaciones de Salud [Institute for Health Metrics and Evaluation] de la Universidad de Washington, se zambulló en un estudio que incluye a 195 países y que brinda proyecciones de todo pelaje: globales, regionales y nacionales, enmarcadas en asuntos tales como economía, población, mortalidad, fertilidad y migración.

Según el estudio, realizado por investigadores del Instituto de Métricas y Evaluación de Salud de la Escuela de Medicina (IHME) de Washington, los países con la mayor población los serán en 2100 la India, Nigeria, China, EEUU y Pakistán.

Una de las primeras cosas que avisa el  estudio  es que en el año 2064 la población mundial alcanzará un pico de unos 9.700 millones, pero que se reducirá en 900 millones –hasta los 8.800 millones– para fines del siglo. Una caída que encontrará en hasta 23 países, como serán los casos de España, Italia, Japón o Tailandia, una caída catastrófica hasta llegar a la mitad de la población de sus poblaciones respectivas actuales. La población de China aumentó hasta 1.395 millones de personas en 2018

De los 195 países, 183 tendrán un índice de fecundidad por debajo de 2,1 hijos por mujer, es decir que su población irá disminuyendo salvo que la recompensen flujos inmigratorios.

En más de 20 países, incluido Japón, Tailandia, Italia y España, en 2100 la población se reducirá en más de la mitad. La población china bajará un 48%.

Asimismo, el pronóstico subraya que China desplazará a EEUU como la mayor economía mundial en términos del PIB dentro de 15 años. No obstante, una posible caída de la fuerza laboral del gigante asiático hacia mitad del siglo propiciará una vuelta por sus fueros del país norteamericano: eso sí, siempre y cuando la inmigración siga alimentando su fuerza de trabajo. Pero tal vez el dato más inquietante sea que para el año 2100 alrededor de 2.370 millones de personas tendrán más de 65 años de edad y sólo 1.700 millones serán menores de 20 años.

Según los expertos la historia al indicar que ya a principios del siglo XIX el movimiento malthusiano intentó crear una conciencia de alarma con el crecimiento poblacional, entendiendo que era más rápido que el crecimiento económico y que aquello iba a generar necesariamente un estallido social, un hundimiento económico, político, entre otros. Pero, si vemos esta situación desde una perspectiva conceptual, la evolución moderada de la población hacia arriba o hacia abajo, debería verse con naturalidad y sin demasiados alarmismos, porque esto es lo que ha sucedido a lo largo de la historia de forma constante.

“Dentro de las posibilidades que tengamos, el que la población vaya creciendo poco a poco, hay que valorarlo positivamente y hay que confiar en la capacidad de desarrollo de la humanidad en que, con recursos similares, somos capaces cada vez de crear más riqueza, más capacidad de desarrollo. Normalmente no nos fijamos en estos aspectos, tendemos siempre a considerar que más población son simplemente más bocas que alimentar, pero también hay que pensar que, si en un millón de habitantes surge ‘un Einstein’, en 10 mil millones de habitantes pueden surgir ’10 mil Einstein'”, apostilla un analista.

 

AEV/Institute for Health Metrics and Evaluation