Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Se contrae en Nicaragua el consumo nacional de alimentos cárnicos principalmente la carne de pollo

La caída del consumo nacional de alimentos cárnicos es consecuencia directa de la contracción de la Demanda Agregada Nacional vs la desaceleración del PIB a partir de abril 2018. El efecto de ambas identidades macroeconómicas se ha difundido con un fuerte impacto negativo en la contracción del consumo familiar de algunos bienes de la Canasta Básica, entre ellos los alimentos cárnicos que la conforman:  la estructura oficial de la cesta de carne de Nicaragua es: 1) Carne de Res (8 Libras), 2) Carne de Cerdo (5 Lbs), 3) Carne de Pollo (8 Lbs) y 4) Pescado (9 lbs).

La crisis sociopolítica que atraviesa el país cuya prolongación parte desde abril 2018 ha tenido un efecto contractivo generalizado en todos los sectores de la economía impactando el consumo familiar. La situación se agravó más a raíz de la medidas tributarias y reglamentarias que el Gobierno hizo en abril 2019 al elevar las ratios de impuestos y los aportes patronal y persona del INSS; estas medidas absorbieron en mayo y junio enormes recursos de los ingresos de las empresas, los salarios y subvalúan los bienes de capital del país. Todos los sectores han sido afectados y uno de los principales es la producción de alimentos, así como la caída de importaciones de bienes alimenticios.        

El resultado del actual escenario contractivo se observa en la siguiente tabla de Alimentos Cárnicos de la Canasta Básica de Nicaragua. Se puede observar en términos interanual, la variación de precios de los productos en Córdobas y Dólares los que han mostrados leves disminuciones en julio 2019 con respecto a julio de 2018. El valor de las 30 lbs de Cárnicos en julio 2018 tuvo un costo de 2,137.2 Córdobas equivalentes a 67.1 dólares. En julio de 2019 el precio total de estos bienes fue de 2,139.3 Córdobas equivalentes 64.4 dólares. La diferencia total que se observa es mínima en Córdobas y Dólares. La influencia más relevante está en las carnes de res y cerdo.  En la carne de pollo las variaciones interanuales son menores. Hay que destacar que Nicaragua el 70% de las transacciones se realizan en dólares o su equivalente de cambio, el mercado dicha moneda se utiliza cotidianamente. En cambio, el Córdoba que es la moneda oficial que se rige por la política cambiaria del Banco Central y se devalúa al año el 5%. Esta tasa se distribuye en los 365 días del año, es decir el Córdoba se devalúa diariamente hasta alcanzar al final de año el 5% de acumulación.

Variación Interanual de los precios de los Bienes Cárnicos

de la Canasta Básica de Nicaragua

  Alimentos Cárnicos Cantidad en Lbs jul-18 jul-19 Diferencia Variación
Valor total Valor total Valor total Porcentaje (%)
Córdobas Dólares Córdobas Dólares Córdobas Dólares Córdobas Dólares
Posta de res 8 lbs 730.6 22.9 710.9 21.4 -19.76 – 1.55 – 2.70 – 6.75
Posta de cerdo 5 lbs 336.9 10.6 332.3 10.0 –  4.55 – 0.58 – 1.35 – 5.45
Carne de pollo 8 lbs 356.4 11.2 365.2 11.0 8.80 – 0.20              2.47 – 1.79
Pescado 9 lbs 713.3 22.4 730.9 22.0 17.55 – 0.40 2.46 -1.80
Total 30 lbs 2,137.2 67.1 2,139.3 64.4 2.04 –  2.73 0.10 – 4.06

Fuente: Con base a Datos del BCN

La explicación sobre los resultados de la tabla anterior, la tiene el análisis del BCN en la gráfica siguiente, cuya autoría es del mismo BCN, pero cuyos datos están hasta diciembre de 2018. El BCN no ha publicado a la fecha datos de los salarios, ingresos y otras variables relevantes que ayuden a perfeccionar el análisis.

Sin embargo, la tendencia del Salario Mínimo Efectivamente pagado al sector agropecuario, Financiero y manufacturero, de acuerdo a la tendencia de las líneas infieren las conclusiones que se describieron anteriormente.  La caída del ingreso percápita, los ingresos personales y salariales producto de la medidas y políticas económicas pro cíclicas que hizo el gobierno en abril de 2019, son la raíz y causa que han contribuido profundizar la contracción de la producción de alimentos y otros bienes.

                    Nota: Elaborado por el BCN.

Contracción de la producción y el consumo de la Carne de Pollo

De los alimentos cárnicos el pollo es de los productos de consumo básico más consumidos por la población, sobre todo de las personas más pobres. Fuentes de las empresas avícolas han hecho notar la caída de la demanda de bien y, por ende, el consumo de este producto en los mercados y centros de distribución del país. En el gráfico siguiente, se muestra la tendencia de los precios en Córdobas y Dólares a partir de enero de 2010 hasta Julio 2019.  Puede observase el cambio brusco del ciclo de los precios a partir de abril 2019, lógicamente la causa se debe a los problemas de la situación político fiscal del país y el impacto de las reformas tributarias y de la seguridad social. Según estimaciones de los productores y el mismo Ministerio de Fomento Industria y Comercio (MIFIC) el consumo de la carne de pollo ha caída 3.3% al finalizar el mes de julio, en comparación con el mismo período del 2018. Las empresas también han analizado dicha situación ya que según el MIFIC los precios de ambos productos mantienen “la estabilidad en los mercados”, tal coincidencia con el MIFIC se demostró al inicio de este documento.  

El sector avícola nicaragüense de carne de pollo y alimentos balanceados durante el 2018 y a la fecha ha enfrentado un periodo difícil, con la caída del consumo, que se ha manifestado con una producción menor en un 2.7% en relación al año 2017 y de un 3.3% en relación a 2018. El resultado proviene sustancialmente de la política fiscal y del INSS, que afectaron la cadena de valor de la industria avícola especialmente de carne de pollo El incremento del 15% en IVA en la producción de insumos del sector, deterioró la producción de proteína de carne de pollo.

Las reformas fiscales aplicadas al Arto. 127 de la Ley No. 822 (Exenciones Objetivas), que incluye la afectación del IVA a la carne de pollo generó varios impactos en el sector avícola tales como:

  • Se han elevado los Costos de Producción hasta en un 7.8% que afecta no solo el valor de la canasta básica sino también el acceso a los bienes al reducirse el consumo y los salarios e ingresos de la población consumidora.
  • Se ha impactado en la dieta alimentaria de las propiedades nutritivas que ofrece la carne de pollo, que es uno de los alimentos más populares y de mayor acceso para los niños, mujeres, ancianos y la población de menor ingreso.
  • Por otra parte, las medidas tributarias y del INSS contradicen la política alimentaria que el gobierno ha venido promoviendo en cuanto favorecer y apoyar las inversiones alimentarias del sector avícola del país.
  • El efecto de la caída de la producción del sector avícola también se está trasladando a otros sectores de la economía del país, por cuanto el consumo de carne de pollo requeriría de mayores ingresos para la alimentación sobre todo de amplios sectores agrícolas, industriales y del mismo Estado.

AEV/BCN; MIFIC y otras fuentes.