Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Se registran signos evidentes de un debilitamiento de la economía de EE. UU: Se augura una profunda ralentización en la creación de empleo y temores de desaceleración del crecimiento

EEUU sólo creó 27.000 puestos de trabajo en mayo, el peor dato desde 2010, según ADP. (ADP es un indicador del Cambio de Empleo no agrícola de Estados Unidos realizado desde el Automatic Data Processing).  Los expertos consultados por Bloomberg habían vaticinado una creación de 180.000 nuevos puestos de trabajo, mientras que el dato de abril arrojó 271.000 nuevos puestos.

Este mal dato llega ante los temores de desaceleración de la economía de EEUU, que hasta ahora había resistido la caída del crecimiento global. La guerra comercial emprendida por Donald Trump contra China, una demanda exterior más débil y la caída de la confianza (indices PMI e ISM) de las empresas podrían estar empezando a lastrar la creación de empleo. A eso se suman las turbulencias en los mercados con una curva de tipos más invertida, el mejor predictor de la llegada de una recesión.

La reacción en los mercados ha sido inmediata. El dólar ha agudizado sus caídas frente al euro y se cambia por 0,885 unidades de la divisa única, mínimos desde abril de este año. Por su parte, las bolsas del Viejo Continente han perdido al tono alcista con el que iniciaban la sesión esta mañana, con el Ibex 35 y el FTSE MIB italiano en números rojos, mientras que el CAC 40 francés y el Dax 30 alemán intentan resistir en terreno positivo.

Un debilitamiento de la economía de EEUU, de confirmarse, sería un duro golpe para la economía global, que a día de hoy depende sobremanera de la primera potencia mundial y de China. Ante este temor, los inversores apuestan por el oro que registra alzas superiores al 1% hasta los 1.345 dólares por onzas.

Las empresas pequeñas han comenzado a destruir empleo aceleradamente. Según la agencia ADP, las firmas entre uno y 49 empleados han reducido sus plantillas en 52.000 personas. Además, según se desprende del informe, las empresas entre 1 y 19 empleados han destruido 50.000 trabajos, mientras que las que tienen entre 20 y 49 han reducido plantillas en 2.000 personas.

Por otro lado, la creación de trabajo en las empresas medianas y grandes ha frenado su ritmo de crecimiento. Las medianas han generado 11.000 nuevos trabajos, mientras que las empresas que tienen 500 o más trabajadores han creado 68.000 nuevos puestos de trabajo.

Por sectores destaca para mal la construcción, donde se destruyeron 36.000 puestos de trabajo. En la industria y la extracción de recursos naturales (minería, gas, petróleo…) se redujeron unos 3.000 puestos de trabajo. Por el contrario, el sector servicios ha generado 71.000 puestos de empleo en mayo.

Este viernes se dará a conocer el dato oficial publicado por la Oficina de Empleo (BLS por sus siglas en inglés). Según el último dato de la BLS, EEUU generó en abril un total de 263.000 puestos de trabajo, según el Buró de Estadísticas Laborales del Departamento de Trabajo. Por su parte, la tasa de paro cayó hasta el 3,6%, su menor nivel desde diciembre de 1969.

[sform id=’1498′]