Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Se reunió el Sistema de Integración de Centroamérica (SICA), abordaron temas de migración y comercio

Los vice mandatarios de Centroamérica, Belice y República Dominicana se dieron cita el 2/12/19 en San Salvador para abordar temas que fortalezcan la unión de la región y faciliten el flujo de mercancía para la dinamización de las economías de dichas naciones.

La preocupación por los migrantes centroamericanos que han sufrido desplazamientos forzados, sobre todo de Honduras y de El Salvador, así como la agilización y fortalecimiento del comercio regional fueron los principales temas que abordaron los vicepresidentes y representantes de los países miembros del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA) reunidos ayer en San Salvador.

El vice mandatario salvadoreño, Félix Ulloa, mencionó que se deben abordar los temas como la migración forzada, acciones de crimen organizado y otros “males sociales” que tanto aquejan a los países del Triángulo Norte (Honduras, Guatemala y El Salvador).

“En los diagnósticos que han hecho tanto organismos internacionales como Cepal y el BID indican que son fenómenos originados justamente por iniquidades sociales, modelos de desarrollo inapropiados y que han generado estos flujos de migración forzada”, argumentó Ulloa.

El vicepresidente de Guatemala, Jafeth Cabrera Franco, destacó también que los problemas migratorios se deben atender en conjunto como región centroamericana.

“Lo que ha sucedido con estas cuestiones de migración que se han originado en Honduras, El Salvador y Guatemala, que es un país de paso, son temas tan importantes que tenemos que tratar”, afirmó Cabrera Franco y agregó que la inseguridad es el lastre que ocasiona las olas migratorias.

En 2018, varias caravanas de migrantes partieron desde El Salvador y Honduras hacia Estados Unidos; muchos de los que partieron aseguraron que se iban debido al desempleo y la violencia.

Según los registros oficiales de la Dirección de Migración salvadoreña, de 3,224 inmigrantes que salieron en las ocho caravanas por las fronteras de El Salvador, 1,411 fueron deportados desde México y otros lugares en el camino hacia suelo estadounidense.

En la cita de vicepresidentes también hablaron de retomar la discusión de la integración centroamericana y abordar las áreas que involucra, sobre todo la social. Ulloa explicó que la reunión servirá de consulta para la articulación de políticas públicas que deberán decidir en los países miembros. Para el vice mandatario guatemalteco, el fortalecimiento del flujo comercial también deber ser una de las prioridades para la región. “Ojalá en algún momento no tengamos esas fronteras y seamos facilitadores de procesos comerciales y aduanas, con facilidad para ese trabajo”, dijo Cabrera Franco. Agregó que a través del fortalecimiento del comercio y el intercambio del turismo se pueden consolidar las relaciones entre los países de la región.

Sin embargo, en la reunión de los vicepresidentes no se mencionó el impacto de la implementación de la Declaración única de comercio centroamericano (Duca) por la cual a mediados de este año, tanto empresarios como transportistas de carga, enfrentaron problemas que provocaron atrasos en el tránsito del comercio regional, debido a problemas con el sistema informático y falta de personal, aunado a otros atrasos en las aduanas, según denunciaron las gremiales del sector comercio, importación y exportación de la región.

Según los datos de comercio de la Federación de Cámaras de Comercio de Centroamérica (Fecamco) de 2018, dicho impasse provocó pérdidas diarias de alrededor de $415 millones entre operaciones de importación y exportación a nivel regional.

Por su parte, el vicepresidente de Panamá, José Gabriel Carrizo, abogó por construir puentes de entendimiento en temas como la gobernanza y los programas sociales; y mencionó que la cita entre vice mandatarios es la mejor manera de generar confianza en la región para alcanzar acuerdos.

“La única manera de conquistar las fronteras es en unidad con una región como la centroamericana, que requiere de una mayor integración y conectividad. El único mecanismo es generar confianza”, dijo Carrizo.

Mientras que la directora de Gabinete de Políticas Sociales de República Dominicana, Rosa María Suárez, destacó la disposición de su país de seguir impulsando una agenda intersectorial capaz de dinamizar el desarrollo, no solo para generar riqueza y prosperidad, sino también el compromiso de que esos recursos lleguen a todos los sectores.

La reunión contó con la participación de representantes de Belice, Guatemala, Nicaragua, Costa Rica, Panamá y República Dominicana y concluyó con la firma de un acuerdo de entendimiento para la unión de la región y un nuevo encuentro en seis meses.

AEV/ELSAL