Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Sin consenso en torno a Venezuela.

Las delegaciones de más de cincuenta países del mundo se reunieron ayer en Lima, Perú, para discutir la crisis venezolana. Las naciones reunidas en la capital peruana son las que reconocen al gobierno de Juan Guaidó como legítimo y el encuentro debía ser una ronda de conversaciones diplomáticas. Sin embargo, John Bolton, asesor de Seguridad Nacional de Estados Unidos, dijo que “la hora del diálogo ha terminado” y advirtió que los gobiernos y empresas que hagan negocios con el gobierno de Venezuela sufrirán represalias debido a las nuevas sanciones anunciadas por Washington el lunes.

El gobierno de Maduro calificó el congelamiento de activos como una “grave agresión”. Los expertos opinan que las nuevas sanciones (las más extremas que Estados Unidos ha aplicado en el continente en tres décadas) no lograrán sacar a Venezuela de la crisis económica y la parálisis política en la que se encuentra.

Reuters.

[sform id=’1498′]