Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Trump despide a John Bolton, asesor de Seguridad Nacional de la Casa Blanca.

El presidente Donald Trump anunció que despidió al asesor de Seguridad Nacional, John Bolton, tras unos días del escándalo desatado por la reunión que el mandatario tendría con líderes talibanes. “Le pedí su renuncia a John, la cual me fue entregada esta mañana”, dijo el mandatario en Twitter. “Agradezco mucho a John por su servicio. Nombraré a un nuevo asesor de Seguridad Nacional la siguiente semana”. El mandatario republicano dijo que había estado en desacuerdo con varias decisiones del asesor, quien fue colaborador en las administraciones de Ronald Reagan y George H.W. Bush.

El sábado por la noche, el presidente Trump canceló abruptamente una reunión secreta que tenía el domingo en el Campo David con los líderes talibanes y del gobierno afgano, a fin de lograr un acuerdo. El lunes, tras revelarse el escándalo político a pocos días de los memoriales por los ataques terroristas del 9/11, el mandatario dijo que no había negociaciones, que estaban “muertas”. Esto a diferencia a lo afirmado por el secretario de Estado, Mike Pompeo, quien el domingo dijo en entrevistas televisivas que tenía esperanzas de que las negociaciones continuaran.

“El presidente Trump dejó en claro que queríamos hacer todo lo posible para reducir el riesgo para los Estados Unidos, que no tendríamos un ataque terrorista a los Estados Unidos desde Afganistán, como ocurrió el 11 de septiembre, y nunca dejaríamos de proteger al pueblo estadounidense”, afirmó, para luego destacar que se buscaría un ahorro de los $30,000 millones de dólares que se destinan a la guerra en Afganistán. Reconoció, en CBS, que se iniciaron las negociaciones desde hace varios meses, en pláticas con el presidente Ashraf Ghani y otros líderes afganos. “Hemos trabajado con los talibanes para tratar de lograr que se comprometan a reducir la violencia, se comprometieron a hacerlo”, expresó. “Hacer que se comprometan públicamente a romper con Al Qaeda, algo que desde la administración (George W.) Bush los estadounidenses habían intentado conseguir”.

Estas negociaciones, reportó The Washington Post, generaron serias divisiones en la Casa Blanca, representadas en dos grupos, uno liderado por Pompeo y otro por Bolton. Un alto funcionario dijo a ese diario que las negociaciones “estaban lejos de estar muertas”, empatando con la postura de Pompeo.

AEV/NWT