Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Aumentan los riesgos de crecimiento de la economía mexicana

El Fondo Monetario Internacional (FMI) recortó la semana pasada sus expectativas de crecimiento económico para México ante un panorama permeado por una debilidad en la inversión en el país. El FMI estimó que el PIB crecerá 0.9 por ciento en 2019, comparado con el 1.6 por ciento que pronosticó en abril pasado, y desde el 2.0 por ciento que estimó en 2018.

Para el 2020 dejó su pronóstico en 1.9 por ciento, tal como lo ubicó en sus Perspectivas Económicas de abril pasado recientemente. Ver Documento Completo del FMI: https://www.imf.org/en/Publications/WEO/Issues/2019/07/18/WEOupdateJuly2019

Ahora, con la baja del precio del Dinero por la FED se unen otros factores que hacen que los inversionistas aumenten la aversión al riesgo provocada por las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China y el “fantasma” de un menor dinamismo económico a nivel global son los catalizadores principales, no solo de la proyección de 0.9% de crecimiento sino también de la baja observada este viernes en la moneda mexicana. El peso mexicano fue arrastrado este viernes por la por una ola de ventas de activos de mayor riesgo en el mundo.

Los temores a un menor crecimiento económico, inducido por la elevación en tensiones comerciales entre Estados Unidos y China, provocan el desplome de los mercados accionarios y el vuelo de los capitales a instrumentos de refugio como los bonos estadounidenses y el Yen.

El tipo de cambio del peso con el dólar tocó este viernes un máximo en 19.3730 unidades, mientras que el mínimo se reportó en 19.1961 unidades, en el mercado de mayoreo. El balance semanal para el peso fue negativo, al acumular una depreciación del 1.48 por ciento. Este comportamiento le significó haber tenido su peor semana desde la terminada el pasado 31 de mayo.

Los inversionistas buscan refugio en activo como los bonos estadounidenses y en monedas como el Yen. El rendimiento del bono referencia a 10 años en Estados Unidos baja a 1.86 por ciento, en su menor nivel desde principios de noviembre del 2016. En tanto que el yen se recupera 0.47 por ciento frente dólar, al ubicarse en 106.81 unidades.

En otro frente, se reporta un mejor desempeño en el mercado petrolero, lo cual ayuda a limitar la venta de la moneda mexicana. El precio del crudo tipo West Texas sube 2.93 por ciento, a 55.53 dólares por barril, mientras que el tipo Brent se incrementa 2.12 por ciento, a 61.81 dólares. En lo interno, destaca que, en la subasta para renovar el vencimiento de coberturas cambiarias, a un plazo de 28 días, la demanda fue de 580 millones de dólares, superior en 2.9 veces a los 200 millones ofrecidos.

Análisis EV/Varias fuentes.

 

[sform id=’1498′]