Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Bolsas mundiales se hunden e inversionistas buscan refugio en oro, bonos y divisas duras

Luego de divulgarse y conocer que el banco central de China estableció situar al yuan en su menor nivel en una década frente al dólar el recrudecimiento de la guerra comercial entre Estados Unidos y China se ha profundizado y está generando fuertes temores en los mercados a nivel mundial. Muestra de ello es que el índice de volatilidad de Wall Street, que subió a su nivel más alto desde mediados de mayo, mientras que su símil de Europa alcanzó su nivel más alto desde principios de la semana. https://economistvision.com/indice/

En la antesala las plazas bursátiles de Asia cerraron la jornada en números rojos. El Hang Seng de Hong Kong, que últimamente también ha estado golpeado por masivas protestas en demanda de democracia, fue la bolsa que más se contrajo, cayendo 2,85%. El CSI 300 de China continental retrocedió 1,91% y el Nikkei de Tokio bajó 1,74%.

Europa no ha estado exenta del magro día para la renta variable a nivel global. El FTSE de Reino Unido es el índice que más se contrae, retrocediendo 2,13%. Lo sigue el CAC de Francia con una caída de 1,76% y el DAX alemán que retrocede 1,53%. El Ibex de Madrid también se acopla al mal día para las bolsas del Viejo Continente y cae 0,94%, al borde de perder el piso de los 8.800 puntos.

Wall Street también se resiente. El Nasdaq es el índice que más pierde terreno derrumbándose un 2,68%. El industrial Dow Jones cae 2,06% y se aleja del piso de los 26.000 puntos. El S&P 500 baja 3,85%.

A nivel local el IPSA pierde los 4.800 puntos y retrocede 1,79%. Entre las acciones que más se contraen están CMPC y Copec, que pierden 2,93% y 2,92% respectivamente. Los papeles del retail también sufren y Falabella disminuye 2,19% y Cencosud lo hace en 3,07%. Colbun y Enel Américas también se acoplan a este negro escenario para la renta variable nacional y retroceden 2,91% y 1,29%. Banco de Chile cae 1,48%.

Este panorama caótico de las bolsas está conduciendo a que los inversionistas busquen refugios seguros alrededor del mundo y casi todos se están volcando al oro, las monedas duras y los bonos soberanos de alta calificación. El metal dorado sube cerca de 1,5%, a US$ 1.460 la onza, su mayor nivel desde mayo de 2013.

Con el yuan en su menor nivel en 10 años, las apuestas están en el yen de Japón, que sube 0,7%, a su nivel más alto desde enero. El franco suizo es otra moneda que ha tomado fuerza como refugio. La divisa helvética subió 0,4% frente al euro a su máximo en 25 meses.

El rendimiento del bono del Tesoro de Estados a 10 años -que influye en las hipotecas y otros préstamos- cae casi 10 puntos base, a cerca de un mínimo de tres años, debido a la incertidumbre sobre el curso de la economía global.

 

 

[sform id=’1498′]