Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

¿Cómo funciona en el mercado de los bonos del tesoro de Estados Unidos y el movimiento del mercado de divisas?

Con la guerra comercial se ha observado y leer en muchas noticias financieras sobre los bonos del tesoro y el dólar, sobre los rendimientos que suben y bajan y que esto afecta el mercado de divisas.

¿Qué son bonos del tesoro? (T-bond); Es un instrumento financiero de renta fija negociable emitidos por el gobierno de los Estados Unidos, con vencimiento de más de 10 años y pagos de intereses semestralmente. El más común y que se usa de referencia en los mercados es precisamente el de 10 años.  Además, es uno de los activos de refugio, ya que se considera una inversión libre de riesgos en cualquier momento, especialmente en momentos de incertidumbre en los mercados. Los bonos del Tesoro (T-bonds) son uno de los cuatro tipos de instrumentos basados en la deuda emitidos por el Departamento del Tesoro americano para financiar las actividades de gasto del gobierno.

¿Qué son los rendimientos de los bonos del Tesoro de Estados Unidos? Es el monto de retorno o “rendimiento” que un inversor obtiene por un bono en determinado período de tiempo. En términos de porcentajes es la tasa de interés que el gobierno paga por pedir dinero prestado de los inversores por diferentes períodos de tiempo. El aumento de los rendimientos de los bonos del tesoro no solo influye en el monto que paga el gobierno por endeudarse y cuánto ganan los inversores que han invertido en este tipo de instrumento, sino también que se refleja en las tasas de interés que pagan los ciudadanos y empresas por los créditos que solicitan para financiar viviendas, vehículos y demás. De modo que los rendimientos de los bonos del tesoro muestran el panorama del sentimiento de los inversores respecto a la economía. Mientras más altos sean los rendimientos, mejor será el escenario y las perspectivas económicas. De esta forma, Los rendimientos de los bonos en realidad sirven como un excelente indicador de la solidez del mercado accionario de una nación, lo que aumenta la demanda de la moneda nacional.

Rendimientos y Precios de los Bonos. Una diferencia importante a considerar es que, si bien el rendimiento de los bonos se refiere a la tasa de rendimiento o intereses pagados al tenedor de bonos, el precio del bono es la cantidad de dinero que el tenedor de bonos paga por el bono. Ambos están inversamente correlacionados, es decir, cuando los precios de los bonos suben, los rendimientos de los bonos bajan; porque al haber más demanda de inversores comprando bonos los precios suben (Ley de oferta y demanda) haciendo bajar los rendimientos y viceversa. La demanda de los bonos aumenta por lo general cuando los inversionistas están preocupados por la seguridad de sus inversiones en acciones. A medida que más inversionistas se alejan de las acciones y otras inversiones de alto riesgo, se produce la mayor demanda de “instrumentos menos riesgosos” como los bonos del tesoro americanos y el dólar empuja a sus precios al alza.

¿Cómo es la relación de los rendimientos de los bonos del tesoro con el dólar? Los rendimientos de los bonos actúan como un indicador de la dirección general de las tasas de interés y las expectativas del país. En Estados Unidos siempre vamos a considerar los rendimientos de los bonos a 10 años como la principal referencia. Entonces, cuando se produce un aumento de los rendimientos también se produce en un aumento del precio del Dólar. Un rendimiento decreciente implica un dólar bajista. O sea…   La relación Rendimientos de los bonos con el dólar es directa:  Rendimientos Crecientes – Dólar Alcista. (Apreciación de la moneda); Rendimientos Decrecientes – Dólar Bajista. (Depreciación de la moneda)

Es importante también entender la dinámica subyacente sobre por qué el rendimiento de un bono está subiendo o bajando. El aumento o descenso de los rendimientos está afectado por las expectativas de las tasas de interés o incluso en la incertidumbre del mercado y rápido cambio de activos más riesgosos como las acciones hacia “Activos más seguros”, como los bonos.  Si bien los rendimientos de los bonos juegan un papel importante en la determinación de la dirección de una moneda, existe otro aspecto a considerar cuando aumentan los rendimientos de los bonos del tesoro, se trata de la diferencia entre el rendimiento de los bonos de un país y el rendimiento de los bonos de otros países, conocido como “diferencial de tasas de interés”, esto, en realidad es más influyente en la dirección de una moneda que el rendimiento real del bono. El diferencial de tasas de interés entre los rendimientos de los bonos de dos países generalmente se mueve en conjunto con el par de divisas correspondiente. Los diferenciales entre rendimiento de los bonos generalmente se mueven en tándem con los pares de divisas. Este fenómeno ocurre porque los inversores se ven atraídos por monedas de mayor rendimiento.

Cuando la tasa de una moneda aumenta en relación con otra, los inversores se sienten atraídos por la moneda de mayor rendimiento. Además, el costo de comprar la moneda de menor rendimiento aumenta a medida que aumenta también la diferencia de rendimiento de los bonos de las dos monedas que se operan y este se mueve a favor de la moneda que se vende. Por ejemplo, USD/JPY el costo de comprar el yen y vender el dólar aumentará a medida que los rendimientos de los bonos de los Estados Unidos aumenten en relación con los rendimientos de los bonos japoneses.

Hay que recordar que el mercado financiero global su objetivo es el comercio de divisas. Es emparejar una moneda fuerte con una débil comparando primero sus respectivas economías y esto se hace con sus respectivas tasas de interés.

 

AEV/ Tibisay Ramos

[sform id=’1498′]