Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

El desarrollo económico de Cuba cada vez con mayores problemas y retos estructurales

El nivel o tamaño de la economía de Cuba es complicada determinarla, por el sistema de cuentas nacionales que el gobierno lleva, estimaciones de los organismos internacionales aproximan el PIB de Cuba en 2018 a un nivel de 98.185.4 millones, y un percápita de 8.691.0 dólares. Son cifras que podrían estar sobrevaloradas debido al sistema de registro oficial complejo.

Cuba, tiene una superficie de 109.880 Km2 y una población de 11.4 millones de personas, se encuentra en la posición 81 de la tabla de población, compuesta por 196 países y tiene una densidad de población de 103 habitantes por Km2. Su sistema monetario está regido por la moneda oficial el Pesos Cubano cuya equivalencia en dólares se maneja alrededor de 28.5-30.0 peos por dólar, pero este valor no es directo, sino que se filtra a través del precio del “peso convertible” CUP que tiene una equivalencia compleja. La moneda convertible (CUP) tiene diferentes tipos de cambio que depende de la política comercial, inversiones y el comercio del país. Sin embargo, el viajero común o turista pude adquirir el CUP con precio un entre el 15% -20% mayor en relación al dólar.  Cuba es la economía número 65 por volumen de PIB del registro que lleva el Banco Mundial.

El envejecimiento poblacional es uno de los principales retos socioeconómicos de Cuba, ante una tendencia al aumento de los jubilados y el descenso de la fuerza de trabajo activa, que hace prever un déficit de 815.000 personas en el mercado laboral entre los años 2021 y 2040, publican hoy medios de la isla. Cuba, cuenta con 11,34 millones de habitantes de los que el 20 % supera los 60 años, tiene 6,74 millones de personas en edad laboral en el 2015 registró 7,1 millones, equivalente a un 65 % de población económicamente activa. La legislación cubana establece la edad de 60 años para la jubilación de las mujeres y de 65 para los hombres. Las proyecciones oficiales de población indican que entre los años 2028 y 2032 estarán en la etapa de jubilación unos 180.000 cubanos, mientras unas 120.000 personas arribarán a la edad laboral, que en la isla está fijada a partir de los 17 años, según estadísticas que publica este lunes el semanario “Trabajadores”. La brecha entre ambos grupos poblacionales se incrementará hasta alcanzar el “máximo diferencial” en 2032 con casi 61.000 personas, de acuerdo a las previsiones del Centro de Estudios de Población y Desarrollo (Cepde). Cuba, con 2,2 millones de personas en la tercera edad y una de las poblaciones más envejecidas de América Latina, será en 2050 el noveno país con la mayor población de ancianos del mundo, si se cumplen los pronósticos actuales.

La población laboral de Cuba es casi total empleado del Estado que es el dueño absoluto de empresas, compañías, etc.  El segmente que el gobierno ha venido estimulando es el “cuenta -propistas” que, hasta el mes de mayo del año 2019, en Cuba existen alrededor de 605.9 trabajadores por cuenta propia en las 128 actividades autorizadas por el Gobierno Nacional; y alrededor del 65% de estos se ubican en las localidades de La Habana, Camagüey, Matanzas, Villa Clara, Holguín y Santiago de Cuba. Este sector trabaja de forma “privada” pero controlados sus niveles de movimiento de mercancías y precios. No obstante, es una llave de escape que el gobierno tiende a estimular o una “oportunidad laboral” para las personas de la tercera edad en el sector terciario -que en 2016 ocupaba al 64 % de la población ocupada- y abarca el comercio, transporte, administración y salud pública, cultura, deporte, ciencia, intermediación financiera y servicios, entre otras actividades.

Fuente: Analisis Eco-Vision/Agencia EFE.

 

[sform id=’1498′]