Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

El Gobierno cubano teme eliminar súbitamente el CUC

El gobierno de Cuba teme que de decidir eliminar de pronto el Peso Convertible (CUC) y marcar los precios únicamente en moneda nacional (CUP) haya un estallido social. Y es que, al ser mostrados en CUP, los precios alcanzarían valores extremadamente altos, provocando un impacto psicológico considerable en los cubanos. De acurdo al reporte, ya se encuentra todo listo para la definitiva salida de circulación del CUC en el primer semestre del año venidero y que, acompañando este proceso, llegarán nuevas reformas salariales, como resultado de estudios que establecen la necesidad de fijar el salario mínimo mensual por encima de los mil 500 pesos cubanos (menos de 60 dólares estadounidenses de acuerdo con el cambio actual en la calle) así como un tope máximo de 10 mil (por debajo de los 400 USD) para las empresas estatales que han adoptado la forma de pago por resultados”, concluye el portal.

Aunque el régimen no ha confirmado fechas para la desaparición definitiva del CUC, intentando evitar espanto en la población, según fuentes ligadas a los “lineamientos económicos”, ya todo se encuentra listo para la “salida definitiva” de esta moneda.

“Uno de los miedos que al parecer teme enfrentar el gobierno cubano si decretara de súbito la eliminación del peso cubano convertible (CUC) es el descontento popular debido al impacto psicológico que provocarían las cifras altísimas de los precios al ser traducidos a pesos cubanos no respaldados en divisas o CUP”

El reportaje de CubaNet afirma que ante la crisis que se ha extendido por meses, los cubanos enfrentan “demasiadas insatisfacciones acumuladas”, aludiendo a la falta de combustible, alimentos, medicinas y fallas del servicio eléctrico y agua potable.

Indican que una prueba del miedo que el régimen le tiene al pueblo es el “ensayo” en tiendas de La Habana para recibir los CUC pero dar el cambio en CUP, estrategia que habría servido para “tantear terreno”. La estrategia, preámbulo de la desaparición gradual del CUC, no fue bien recibida por muchos cubanos, que alegan que sus ahorros están en moneda convertible y esta política hace que se deprecien considerablemente.

El precio de un dólar en el mercado “irregular” cuesta 120 CUC, antes hace unos seis meses el dólar costaba 90 CUC.  El CUC se ha depreciado el 33.3% y la tendencia es continuar depreciándose aún más.  

Según el reporte, la presencia del CUC del que hoy los cubanos tienden a desherede de al menos ha servido para disimular un tanto el desequilibrio más que dramático entre salarios estatales y precios de productos y servicios, aun cuando buena parte de Cuba no puede acceder a estos a no ser para adquirir cosas esenciales.

Debido al tiempo que se han utilizado ambas monedas, el cubano ya se acostumbró a referirse económicamente en CUC, sin pensar que un producto costó mucho más en CUP. “Todavía con el CUC en circulación algunas personas pueden pensar “esto o aquello me costó un pesito”, cuando en realidad están hablando de 25 pesos cubanos, es decir, mucho más de lo que ganaría como salario en una jornada laboral de ocho horas, que a veces se extiende a dos o tres más por esas “dificultades” de la vida diaria en el socialismo que ya conocemos: transporte pésimo, cortes de electricidad, guardias obreras e incluso extremismos de los jefes que de vez en cuanto gustan de “medir” el “compromiso ideológico” de los trabajadores, pero eso es otro tema”.

El gobierno de Cuba teme que de decidir eliminar de pronto el Peso Convertible (CUC) y marcar los precios únicamente en moneda nacional (CUP) haya un estallido social. Y es que, al ser mostrados en CUP, los precios alcanzarían valores extremadamente altos, provocando un impacto psicológico considerable en los cubanos. “Uno de los miedos que al parecer teme enfrentar el gobierno cubano si decretara de súbito la eliminación del peso cubano convertible (CUC) es el descontento popular debido al impacto psicológico que provocarían las cifras altísimas de los precios al ser traducidos a pesos cubanos no respaldados en divisas o CUP”.

AEV/CubaNet.