Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

El presidente Trump presume de la fortaleza económica de EEUU, pero Wall Street muestra lo contrario

La confianza de inversionistas a la baja y grandes pérdidas en Wall Street perfilan a una crisis económica, aunque el presidente Donald Trump no vea –o no reconozca– las señales, advirtieron expertos luego de que las acciones se desplomaron este miércoles.

Según analistas esto ocurre después de que la curva de rendimiento invertida, uno de los indicadores más confiables de una recesión, provocara una nueva ola de temores de los inversionistas, lo cual “borra” la brecha de corta duración de la flexibilización comercial, indicó The Washington Post.

“La curva de la nota del Tesoro a 3 meses a 10 años se ha invertido durante semanas y con la inversión de la curva de 2 años a 10 años. Las estrellas están alineadas a través de la curva de que la economía se dirige hacia una gran caída”, advirtió Chris Rupkey, economista financiero jefe de MUFG Union Bank. Apunto que este indicador es claro ejemplo de que los inversores enfrentan problemas en el mercado y están siendo más cautelosos, lo que ha desacelerado la economía y la perfila a una crisis, considerando que el escenario es similar a lo ocurrido en 2007 y desatando la gran recesión de 2008.

Los expertos señalan que los rendimientos de los bonos estadounidenses a corto plazo eclipsaron los de los bonos a largo plazo, lo que desató la desconfianza de inversionistas, un fenómeno que ha precedido a las crisis de los últimos 50 años. “Las curvas de rendimiento son todas de ‘madera gruesa’, por lo que una recesión es casi una realidad “, acotó Rupkey.

AEV/Varios