Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

En El Salvador solo el 9% de las Mipymes usan créditos de la banca para operar

Según la Encuesta Nacional de Acceso al Financiamiento de las Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (mipymes), realizada por el Banco Central de Reserva del El Salvador solo el 9%, es decir 150 propietarios de mipymes, de un total de 1,267 estudiadas, dijeron acceder a la banca privada para obtener créditos que les permitieran operar en 2018. Por el contrario, el 92% señaló los ingresos provenientes de las ventas o utilidades del negocio como la principal fuente para mantenerse a flote el año anterior. Los trámites engorrosos y las altas tasas de interés son los principales obstáculos para las micro, pequeñas y medianas empresas. Entre las principales razones por las que los dueños de los pequeños y medianos negocios no buscan la banca para financiar sus operaciones están las tasas de interés muy altas (para el 27% de los casos) y procesos demasiado complicados (12).

Según Ricardo Contreras, economista del departamento financiero del Banco Central de Reserva (BCR) y quien presentó la encuesta, esto último tendría que ver con que muchas de las mipymes están en el sector informal. Esto quiere decir que no cumplen con los requisitos que la banca exige como documentación (NIT, tarjeta de IVA, estados financieros, planes de negocios y otros), señaló el experto. El estudio también mostró que aunque siete de cada diez de las mipymes prestan servicios financieros en sus negocios, y el uso de cheques es un medio de pago frecuente, el efectivo, en el 96% de los casos, es la principal forma de pago usada y aceptada.

Entre las conclusiones se muestra que la mayoría, en especial las microempresas, aquellas con ventas anuales de hasta $100,000 y entre uno y 10 empleados, son las que más están en la informalidad y por lo mismo acceden menos al sistema financiero, lo que resta en su crecimiento. Por el contrario, los negocios medianos, con ventas anuales de entre uno y siete millones de dólares y entre 51 y hasta 100 colaboradores, son las que más acceden a la banca privada para sostenerse y, en consecuencia, tienen mayor interés en el cumplimiento de los requisitos que esta exige.

La encuesta reflejó además que entre más alto es el nivel de escolaridad del propietario o encargado del negocio, la empresa es más grande y genera mayor nivel de innovación, competitividad y mayor conciencia en la formalidad (llevar contabilidad, no mezclar recursos propios con negocio, etc.).

AEV/Economista.sv