Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Especulaciones sobre la posible quiebra del sistema bancario nacional nicaragüense

Han surgido últimamente especulaciones respecto a “la posible quiebra del sistema bancario nacional” producto de la situación por la que atraviesa Nicaragua con la semiparalización de las actividades económicas y administrativas del gobierno, empresas, etc. Además, se ha incitado de forma alarmista para que el público haga retiros inmediatoa de sus ahorros y depósitos del sistema bancario ya que “el gobierno hará uso de estos fondos para utilizarlos para cubrir sus operaciones admirativas y compromisos ante la caída de ingresos tributarios” (Difusión en las redes sociales el sábado 19 de mayo por el Sr. Emir Morales miembro del gremio de panificadores del país).

Si bien el país ha sido afectado por treinta y cuatro días continuas de protestas sociales donde se ha comprobado las pérdidas lamentables de una cantidad significativa de vidas humanas, principalmente jóvenes universitarios y pobladores, el deterioro de la economía no ha sido lo suficientemente impactante para que la producción de bienes y servicios estén totalmente paralizados.  El efecto de esta situación ha semiparalizado el comercio, los servicios, el turismo, etc. Hasta ahora, no hay una evaluación realista sobre a cuando un asciende las perdidas. Funcionarios del BCN publicaron recientemente (21 mayo 20108) en la Mesa de Dialogo perdidas por encima de los US$ 680 millones y estiman que el PIB crecería el 3.0% por debajo del 4.5% previsto.  Estos datos son estimaciones aun muy ligeras, porque aun las expectativas sobre el futuro de la movilización se mantienen firmes en amplios sectores de la población y el estudiantado nacional hasta no encontrase una solución respecto a la restitución de la institucionalidad o el Estado de Derecho que ha sido quebrantada por el actual gobierno.

Las cifras financieras del BCN reflejaban al 18 de mayo 2018 datos estables sobre la situación financiera del Gobierno y el Sistema Financiero Nacional.  Las Reservas Internacionales Brutas habían disminuido muy levemente y se ubicaban en los US$ 2,934.6 millones, los depósitos a corto y largo plazo habían disminuido muy levemente y términos generales el sistema financiero nacional se mostraba solido a esa fecha. Los primeros cuatro meses del año son los más dinámicos de la economía nacional, por ser aun una economía cimentada en el sector agropecuario.

El ciclo económico anual (estacionalidad) de la economía nicaragüense muestra que en los primeros cuatro meses del año se define en un 64.3% la tasa de crecimiento al final de año.  Es decir, que las afectaciones a la fecha ya determinaron en ese porcentaje la tasa de crecimiento esperada de 2018, que según el BCN será del 3.0%. En otras palabras, la economía ha entrado a un proceso de ralentización cuyo efecto más agregado se trasladarían al comportamiento económico productivo de 2019.

Por las razones que subyacen en la situación política del país en las continuas protestas y la violencia política resultantes, han aumentado los riesgos para la estabilidad política y la gobernabilidad, dice Fitch Ratings (agencia internacional de calificación crediticia), que describe recientemente que “los continuos disturbios políticos podrían socavar las condiciones de inversión y el crecimiento económico, así como elevar los riesgos de conmoción de la confianza al sistema financiero y la estabilidad macroeconómica en los próximos meses”.

Sin embargo, el gobierno actual aún tiene control absoluto de los fundamentos macroeconómicos: inflación, política cambiaria, el gasto público, el pago a sus acreedores (deuda externa e interna la que está realizando sin dificultades hasta el momento). Respecto al compromisos del Seguro Social con sus afiliados y para sufragar los gastos de consumo, como son la planilla gubernamental, la adquisición de bienes y servicios de consumo final, el Gobierno puede disponer de liquidez en córdobas recurriendo a la colocación de Bonos de la República o Letras del Tesoro en los puestos de bolsas, como lo ha estado haciendo en estas últimas semanas.  El efecto es que los inversionistas financieros (comparadores de estos valores) pujaran por una alta tasa de rendimiento como consecuencia del aumento del riesgo-país de Nicaragua. Otro medio del que puede disponer el Gobierno es la emisión de moneda nacional (Córdobas) basado en la Ley de Banco Central (señoreaje), de profundizarse la crisis política.

El margen de maniobra financiero que dispone el Gobierno actualmente es bastante amplio, pero las consecuencias futuras del uso sin respaldo y fuera de control de estos mecanismos de financiación descritos, traerán secuelas en el nivel de precios, la deuda pública cuyo costo se traslada directamente a las empresas, los consumidores y se elevaría también el margen de aseguramiento para la inversión y el gasto esencial para la salud, la educación y las inversiones. El mantenimiento de la infraestructura económica y los servicios serían los más afectadas.

Por: Alejandro Arauz L.