Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Gobierno y sector de palma en Honduras firman convenio que beneficiará a más de 18.000 familias

El Gobierno del presidente Juan Orlando Hernández firmó hoy un convenio de cooperación y apoyo para el sector de palma aceitera, que incluye readecuación y consolidación de deuda, fondos frescos, fertilización y plataforma de asistencia financiera.

El producto de palma aceitera es el tercer rubro más importante de las exportaciones del país y las acciones van encaminadas a beneficiar a más de 18.000 familias que dependen del sector, así como salvaguardar los empleos indirectos que genera y evitar la migración de los ciudadanos que dependen de esta fuente de trabajo.

El convenio fue firmado en Casa Presidencial por los ministros de la Presidencia y de Agricultura y Ganadería, Ebal Díaz y Mauricio Guevara, respectivamente, con el presidente de la Asociación Industrial de Productores de Aceite de Palma (Aipah), Héctor Castro, y el presidente de la Federación Nacional de Asociaciones de Productores y Extractores de Palmas Aceiteras de Honduras (Fenapalmh), Juan José Baquedano.

El convenio tiene como objetivo principal la cooperación multisectorial para el fortalecimiento del sector de palma aceitera, que propiciará la organización y tecnificación de dicho sector, para una adecuada gestión de sus riesgos y acceso al crédito, a través de la adopción de las mejores prácticas en materia productiva, financiera, ambiental y de mercado.

El Gobierno del presidente Hernández ha instalado una mesa técnica para el sector de palma aceitera, la cual cuenta con la participación de diversos actores del sector público y privado, y a través de la cual se pretende identificar propuestas de solución a la problemática que enfrenta este sector.

¿Qué se logrará con este convenio?

  • Propiciar el marco legal y mecanismos o esquemas financieros que permitan el acceso al financiamiento a los productores del sector de palma aceitera.
  • Fortalecer la industria mediante la adopción de sanas prácticas agrícolas que conlleven a obtener la certificación de calidad y ambiental de las plantaciones libres del uso de herbicidas.
  • Diversificación de cultivos.
  • Agregar valor a la industria mediante alternativas de negocios derivados de la producción de biocombustible, biogás y otros esquemas de energía renovable.
  • Diversificación del riesgo del sector, a fin de obtener una distribución democrática e inclusiva de las utilidades generadas.

 

 

AEV/La Tribuna honduras.

 

[sform id=’1498′]