Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Incertidumbre económica mundial según el FMI

El Fondo Monetario Internacional (FMI), lanzó el Índice de Incertidumbre Mundial en el comercio que se basa en cuantificar el número de veces que aparece la palabra incertidumbre en los estudios que realiza habitualmente la Economist Intelligence Unit, uno de los think tank más influyentes en el mundo de la economía. La metodología fue muy simple, analizaron más de 12.000 reportes de 143 países con mínimo dos millones de habitantes. Para sacar conclusiones se hizo una tabla en la que cero representaba el mínimo de incertidumbre y 1 el máximo; valga decir, que cuando se pasa de esa barrera, el nivel de incertidumbre es alarmante. Para calcular el nuevo indicador, los investigadores contabilizaron la cantidad de veces en que los informes hacen referencia a la “incertidumbre” en proximidad a términos como “arancel”, “proteccionismo” o “comercio internacional”.

A la luz de ese termómetro, América Latina no pasa por un período de incertidumbre tan alto como otros países. Entre abril y junio de este año (segundo trimestre) los países que mostraron mayor incertidumbre fueron México y Bolivia, con 0,669 y 0,536 respectivamente, décimas muy cercanas a la unidad. Chile y Ecuador fueron los únicos dos países cuyos índices se ubicaron en cero, mostrando que no hay incertidumbre, mucho del resultado depende de la materia de estudios de Economist Intelligence Unit, que en caso de estos dos países están ligados a la prospectiva de los precios de las materias primas como el cobre y el petróleo.

En general, la incertidumbre comercial mundial aumentó 10 veces respecto de los máximos observados en décadas anteriores y podría reducir el crecimiento económico mundial hasta 0,75 puntos porcentuales este año, según datos compilados por el FMI. La guerra comercial entre Estados Unidos y China ha afectado notablemente el grado de incertidumbre comercial de regiones como las Américas y Asia-Pacífico, mientras que África es la menos afectada.

El nuevo índice que hace una arqueología de la incertidumbre, se basa en informes de Intelligence Unit desde 1996 y reproduce la metodología utilizada en el propio índice de incertidumbre mundial en el comercio del FMI. El índice en el comercio comenzó a aumentar en el tercer trimestre del año pasado, lo que coincide con el alza arancelaria de EE.UU. y China, hecho no habitual luego de dos décadas de relativa estabilidad. Las economías avanzadas han sido las más afectadas por la incertidumbre, mientras que los países emergentes han tolerado más la situación.

El indicador se mantuvo “moderadamente bajo” en Medio Oriente, Asia central y África, según el FMI y esto refleja un estancamiento de sus economías pues no es que las personas sientan menos incertidumbre, sino que hay una calma aparente a no tener temas de contingencia o situaciones que pongan en riesgo su crecimiento. El buen resultado para Latinoamérica se debe en parte a la continuidad en política económica en la región y es apenas entendible que casos como Argentina, México y Brasil puedan tener un comportamiento diferente debido a los cambios que han hecho sus actuales mandatarios. Colombia en la mitad de la tabla sale bien librada, pero pone el reto para Hacienda y quienes manejan las riendas económicas del país de tratar de borrar la palabra incertidumbre en los escritos sobre economía nacional.

AEV/FMI