Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Inflación acumulada de Nicaragua se sitúo en 4.06% en julio, según el Banco Central de Nicaragua (BCN)

El informe del día de hoy del BCN describe que el índice de Precios al Consumidor (IPC) de julio 2019 mostró un aumento mensual de 0.35 por ciento (-0.08% en julio 2018), de esta forma la inflación acumulada a esta fecha es del 4.06%, mientras que la inflación interanual fue de 6.08 por ciento 0.91 puntos porcentuales superior a la registrada en julio de 2018.

Según el informe el incremento de julio del 0.35% esta explicado principalmente por el comportamiento de los precios en algunos bienes y servicios de las divisiones de Transporte (2.05%); Restaurantes y hoteles (0.82%); y Alimentos y bebidas no alcohólicas (0.13%) las cuales contribuyeron en conjunto con 0.285 puntos porcentuales a la variación observada. En cambio, la división de Comunicaciones mostró una disminución de 1.95 por ciento, para una contribución negativa de 0.049 puntos porcentuales. Ver informe: https://www.bcn.gob.ni/divulgacion_prensa/notas/2019/noticia.php?nota=1413

El análisis del Equipo de Eco-Visión ha estimado una proyección de la inflación del país para el final de 2019 del 6.2%, en cambio los pronostico del Fondo Monetario mantiene la estimación del 5.5%.  En la región los pronósticos de inflación para el 2019 son; en el caso de Costa Rica está cercano al 4%, en Honduras y Guatemala el 5%, El Salvador el 2.4%

A parte el informe del Banco Central destaca el comportamiento de precios de los bienes transable y no transables. Los bienes transables (aquellos que solo pueden exportarse) el índice tuvo un incremento del 0.20 por ciento con respecto a julio de 2018. En cambio, los bienes no transables (aquellos que solo pueden ser consumirse en la economía el índice aumentó 0.51 por ciento con respecto a julio de 2018, con un aporte a la inflación mensual de 0.246 puntos porcentuales. De acuerdo al Equipo de Análisis  Eco-Vision, la persistencia de incrementos de los bienes no transables en la economía nicaragüense hace posible que el proceso de ajuste a las recesión que la economía está atravesando el país no pueda aprovechar la coyunturas positivas del comercio mundial a lo largo del año, y que este proceso  sea más complejo y a menudo más penoso de lo que es en una economía con mayor capacidad de transacción. Esta situación estructural se hace evidente cuando el mercado externo de Nicaragua se basa fundamentalmente en bienes de bajo valor agregado y por consiguiente la economía no puede responder adecuadamente con las necesidades internas y externas (endeudamiento) del país.

AEV/Informe BCN

[sform id=’1498′]