Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Informe del Arroz de la FAO: En julio, los precios mundiales del arroz subieron, ligeramente bajo la influencia de los precios vietnamitas y estadounidenses

Según la FAO, la producción mundial en 2018 se estableció a 778,6 Mt de arroz cáscara (517 Mt base arroz blanco), siendo 1,5% más que en 2017. Este incremento se debe a las buenas condiciones climáticas en el hemisferio norte y a precios más atractivos. En Asia, las cosechas fueron satisfactorias, especialmente en la India donde la producción alcanzó un record, mejorando de 3% gracias a una buena pluviometría y a una revalorización de los precios mínimos. En cambio, en China la producción habría declinado de 1% debido a una reducción de las áreas sembradas. En África, las cosechas aumentaron de 6,8% gracias a la recuperación de la producción al este y sudeste del continente, en Tanzania y Madagascar. En las regiones occidentales

de África, la producción también mejoró de 4,3%, gracias a programas de incentivo a las cadenas de valor locales. Mientras que, en Egipto, la producción declinó de 23% a causa de una reducción drástica de las áreas sembradas para economizar recursos hídricos. En 2019, la producción mundial bajará levemente a 777,6 Mt. En los grandes países productores de Asia las cosechas podrían ser menores de lo esperado a causa de la sequía. En África, la producción podría finalmente bajar de 5%. Esta reducción debe afectar principalmente las regiones occidentales del continente (-7%), también a raíz de lluvias insuficientes. En el Mercosur las cosechas han sido mediocres este año a causa de una nueva reducción de las áreas arroceras.

Tendencias del mercado En julio, los precios mundiales del arroz subieron ligeramente bajo la influencia de los precios vietnamitas y estadounidenses. En cambio, los precios tailandeses indios acusaron un decline a raíz de una demanda de importación aun débil. En Asia, la persistencia de la sequía, que afecta varios países y especialmente los países exportadores del sudeste asiático, debería impactar la producción principal que comenzará a llegar durante el último trimestre del año. Por el momento, las perspectivas de producción indican una leve contracción en relación a la zafra pasada. Pero, éstas podrían ser revisadas a la baja en los próximos meses. La mitigación de la demanda mundial se prosigue y debería atenuar las tendencias alcistas de los precios mundiales, gracias también a las reservas mundiales que se encuentran en el nivel más alto históricamente. Solo las importaciones africanas deberían incrementarse fuertemente de 6% en relación a 2018

 

AEV/Varios

[sform id=’1498′]