Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

La bolsa de México sufre una caída sin precedentes en el inicio de un sexenio

En los primeros ocho meses y medio de la administración de Andrés Manuel López Obrador, la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) ha padecido una pérdida sin precedentes para un arranque de sexenio, a consecuencia de la incertidumbre asociada a la política de su gobierno, el menor crecimiento económico, altas tasas de interés del Banco de México (Banxico) y la situación global.

El Índice de Precios y Cotizaciones de la BMV, que aglutina a las 35 principales empresas del mercado accionario, arrastra una caída de 7.6% desde que dio inicio la llamada Cuarta Transformación. Sigue aquí la cotización del IPC, el índice principal de la bolsa de México.

A estas alturas del sexenio de Enrique Peña Nieto, el principal índice bursátil del país presentaba una ganancia de 0.8%. Con Felipe Calderón mostraba un incremento de 12.7% y con Vicente Fox un aumento de 15.7%.

López Obrador acumula una pérdida incluso peor que la de Ernesto Zedillo, que fue de 2.7%, pese a que el priista venía del “Efecto tequila”, la última gran crisis económica y financiera que tuvo México entre 1994 y 1995.

A ocho meses y medio de que Carlos Salinas tomó la Presidencia, la bolsa sumaba una ganancia de 64.7% y con Miguel de la Madrid se disparó 113.3% en el mismo lapso, según cifras de Bloomberg.

La opinión de los expertos. Cada gobierno ha enfrentado situaciones totalmente diferentes en su inicio y en el sexenio de López Obrador todavía hay inversionistas que tienen incertidumbre sobre la política que ha implementado su administración, explica Gerardo Copca, analista de MetAnálisis.

“Aún hay grandes inversionistas que no están convencidos con la política del nuevo gobierno o están en desacuerdo”, agrega. Expone que el crecimiento económico de México tampoco ha sido bueno, al igual que en el resto del mundo, donde se habla incluso de una eventual recesión global, lo que ha pegado al mercado accionario.

Desde su perspectiva, las altas tasas de interés del Banco de México restaron atractivo a las acciones de las empresas por mucho tiempo. “Afortunadamente, el Banxico anunció que las tasas van a bajar, pero inversionistas nacionales e internacionales recibieron un premio bastante bueno por quedarse en instrumentos de deuda del gobierno mexicano, en lugar de invertir en las bolsas de valores”, opina Copca.

El analista de MetAnálisis relaciona también la pérdida de la BMV con el presidente estadounidense, Donald Trump, cuyas acciones y amenazas contra México y China han ocasionado incertidumbre y volatilidad en los mercados.

La acción de Cemex se ha hundido 46.3% desde que inició el gobierno de López Obrador, siendo la emisora con mayores pérdidas de las 35 principales de la BMV. De cerca le sigue Televisa, con un desplome de 45.4%, mientras que en tercer sitio está la petroquímica Mexichem, con un retroceso de 33.5% en el precio de sus títulos, continuando con Alfa y Alsea.

AEV/El Universal con información de Bloomberg.

[sform id=’1498′]