Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

La Economía de California (EE.UU) es la 5ta del Mundo, pero el 20.4% de la población es pobre..

La posición económica que ocupa California se debe a la diversificación de sus actividades económicas, a la apertura migratoria y la productividad de sus trabajadores. El Estado de California tiene casi 40 millones de habitantes, y su economía ha superado a la del Reino Unido, que tiene más de 60 millones y se ubica en la quinta economía del mundo. Todas las partes del Estado están contribuyendo a este éxito, no sólo la zona de la Bahía de San Francisco. La tecnología es una de las grandes impulsoras de la economía, pero no la única, el volumen de comercio en el sur está en cifras récord, la hostelería y el turismo siguen creciendo, la industria del entretenimiento. Los servicios financieros y el sector inmobiliario lideraron el avance aportando US$26.000 millones al crecimiento del PIB. Les siguió el sector tecnológico con un aporte de US$20.000 millones y el de las manufacturas, US$10.000 millones. La mayor parte proviene de empresas relativamente pequeñas que están muy especializadas. En total, el PIB de California superó los US$2,7 billones en 2017. Como referencia, el PIB de Brasil fue de US$1,8 billones y el de México, de US$1,04 billones.

Pero la gran paradoja es que el crecimiento se recibe en general como algo positivo, pero para muchos californianos las cifras más altas del PIB no se traducen necesariamente en una mayor prosperidad. Según los datos más recientes de la oficina del censo, uno de cada cinco californianos vive en la pobreza; esto es, el 20,4% de la población, en comparación con un 14,7% en el  dato  nacional. Es la tasa más alta del país, como también lo es el índice de pobreza infantil.

Pese a las buenas cifras económicas, en California hay 140.000 personas sin techo. Es un estado con una gran desigualdad. El costo de la vivienda es carísimo, el precio medio de una casa es US$540.000. Solo un 30% de los hogares puede permitirse pagar una hipoteca así, asumiendo que pagan el 20% de entrada”, señala un profesor de Economía. “Las políticas económicas han dañado a mucha gente, aunque haya sido sin intención”. El precio medio de una casa es US$540.000. Solo un 30% de los hogares puede permitirse pagar una hipoteca así, asumiendo que entregan el 20% como entrada”.

En 2011 cuando el gobernador demócrata Jerry Brown retomó las riendas del Estado, se encontró con un déficit presupuestario de US$27.000 millones. Y ahora, después de ocho años de expansión económica, el estado tiene un superávit de US$6.000 millones. Pero el porvenir económico de California es por tanto incierto según a quién se le pregunte. Habrá que ver si le termina por afectar, y cómo, el pulso que mantiene con el gobierno de Donald Trump por sus grandes diferencias políticas.

Fuente: Tomado de BBC/NEWS