Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

La Económica Cubana no mejora por la elevada corrupción y la capacidad de pagos para cumplir obligaciones internacionales.

El problema de la corrupción administrativa se encuentra en el punto de mira del nuevo presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, quien en su segundo consejo de ministros analizó este fenómeno, “principal enemigo de la Revolución” y “expresión de deterioro de valores, de tolerancia e impunidad”.

“No podemos convivir con ese fenómeno”, aseguró el dirigente en una reunión gubernamental celebrada el martes y de la que dieron cuenta este jueves los medios estatales.

La corrupción y sus repercusiones en la dificultosa economía cubana fue también uno de los asuntos abordados en el primer Consejo de Ministros de Díaz-Canel tras su nombramiento el pasado 19 de abril en sustitución de Raúl Castro, aunque ni en aquella ocasión ni en este segundo encuentro se mencionaron casos concretos.

“La contralora general de la República, Gladys Bejerano, informó de que en los casos analizados se ratificó que su origen radica en las fallas de la conducta de las personas y en las fisuras de los sistemas de control”, según la reseña oficial del Consejo.

El “insuficiente rigor” en la selección de los dirigentes “y en la observación estricta sobre la conducta política y social de directivos, ejecutivos y funcionarios” también fueron reprochados por la contralora, así como la falta de “análisis de los estados de opinión y planteamientos de los trabajadores al respecto”.

En la reunión se analizó asimismo la situación económica del país hasta abril, con un llamamiento de Díaz-Canel a tratar de “acercarse lo más que se pueda al cumplimiento del Plan del 2018”, un objetivo complicado por los graves daños materiales, aún por cuantificar, que causaron esta semana las inundaciones en el centro de la Isla tras el paso de la tormenta subtropical Alberto.

El viceministro primero de Economía y Planificación, Alejandro Gil, informó al Consejo de Ministros de la buena marcha de las principales exportaciones del país, como el ron, el tabaco y el níquel, pero admitió “contratiempos” en algunas de las inversiones industriales prioritarias.

Esos problemas “evidencian en algunos casos la aún poca preparación de los actores que participan en los procesos inversionistas”, subrayó.

Aludió asimismo al “déficit de materias primas” en las empresas cubanas durante los últimos meses, debido sobre todo a impagos a proveedores por los problemas de liquidez que atraviesa el país y que en algunos casos han obligado a paralizar fábricas por falta de materiales.

Sin embargo, precisó que en este momento “se garantizan producciones principales”, entre ellas artículos de higiene y envases.

El sector turístico, segunda fuente de ingresos para Cuba, también se resintió por “afectaciones en la comercialización en los principales mercados emisores”, dijo Gil, quien recordó el “recrudecimiento de las medidas” de Estados Unidos, que ha reducido y limitado las categorías bajo las que sus ciudadanos pueden viajar a la Isla.

En el Consejo de Ministros también se trataron el plan económico y los presupuestos estatales para 2019, que se centrarán en la recuperación de los daños causados en 2016 y 2017 por los huracanes Irma y Matthew y en garantizar la importación de materias primas para la producción nacional.

 

Entre las inversiones a las que Cuba dará prioridad figuran el turismo, la Zona Especial de Desarrollo del Mariel, el transporte ferroviario, energías renovables y el Sistema Eléctrico Nacional, especifica la nota.

El viceministro consideró que, para alcanzar los objetivos económicos, el país deberá “ajustarse a las posibilidades reales, no asumir deudas que no se puedan honrar puntualmente”, ahorrar recursos y disminuir gastos innecesarios.

En materia energética, el titular de ese departamento, Alfredo López, pidió “ser estrictos” en el ahorro de electricidad y destacó el aumento previsto para el próximo año de energía procedente de fuentes renovables.

Cuba, que en 2016 entró en recesión por primera vez en veintitrés años al decrecer su economía en un 0,9%, quiere reducir su dependencia energética de los combustibles fósiles, a la vez que busca nuevas alternativas de suministro petrolero por la drástica reducción de los envíos subsidiados de crudo que recibe de Venezuela.

Este jueves, tras su primer viaje oficial, a Venezuela, el presidente cubano Miguel Díaz-Canel fue recibido por el expresidente y primer secretario del Partido Comunista, Raúl Castro, que reapareció tras una cirugía.

La Cancillería cubana publicó en su cuenta de Twitter una foto en la que se ve al general Castro, vestido con traje militar, en el momento en que recibía a Díaz-Canel en el aeropuerto internacional Jose Martí de la capital cubana tras su primer viaje como presidente de Cuba a Venezuela.

Raúl Castro, de 86 años, que traspasó la Presidencia a Miguel Díaz-Canel el pasado 19 de abril, se sometió a una intervención quirúrgica por una hernia, según se informó el 18 de mayo, el mismo día del accidente de aviación ocurrido en La Habana en el que fallecieron 112 personas y una cubana logró sobrevivir.

En aquel momento, la televisión estatal de la Isla informó de que Castro se recuperaba “satisfactoriamente” de una operación de hernia que había sido programada con anticipación.

El propio Díaz-Canel refirió que el exmandatario estaba “muy pendiente de todo” lo referido al siniestro del avión de Cubana de Aviación y que tras enterarse de ese suceso comenzó a “impartir orientaciones” y estaba siguiendo toda la información al minuto.

Raúl Castro, quien permanecerá hasta 2021 al frente del poderoso Partido Comunista de Cuba, no aparecía en público desde el pasado 1 de mayo, cuando estuvo en la tribuna de la Plaza de Revolución para presenciar el desfile por el Día Internacional del Trabajo en La Habana.

El 8 de mayo, los medios de la Isla también publicaron imágenes suyas del encuentro que mantuvo con el secretario general de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, quien estuvo en la Isla para asistir a una reunión de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Fuente: Agencia EFE.