Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

¡La eliminación de la Regla Volker y los flujos de dinero hacia la región…!!!

Durante el gobierno del presidente Barack Obama, el 6 de febrero de 2009, se creó una junta para asesorar a la administración de Obama en materia de recuperación económica, a raíz de la crisis financiera.  El argumento de fondo fue que el sistema bancario comercial funcionara eficientemente en la estabilidad de todo el sistema financiero y evitar que los bancos a participaran en la especulación de alto riesgo y reducir el riesgo sistémico bancario.

Con este escenario nace la Regla Volcker que  fue respaldada públicamente por el presidente Obama el 21 de enero de 2010. La propuesta prohíba específicamente a un banco o institución que poseer un banco de participar en operaciones por cuenta propia, y de poseer o invertir en un fondo de cobertura o fondo de capital privado. También limitaba las responsabilidades de los bancos más grandes en dichas operaciones.

En resumen, la regla Volcker se refiere en parte a la Ley de Reforma de Wall Street y Protección al Consumidor para restringir bancos de los Estados Unidos de America  de hacer ciertos tipos de inversiones especulativas que no benefician a sus clientes bajo el argumento que dicha actividad jugó un papel clave en la crisis financiera de 2007-2010.

Atravesando una serie de inconvenientes para su implementación la Regla entró en vigor el 21 de julio de 2015 y se han producido extensiones continuas para los bancos para salir de inversiones ilíquidas. Así, la Reserva Federal extendido la ampliación de plazos de algunas inversiones bancarias en fondos de capital privado y fondos de cobertura en los periodos recientes.

Según los que se han opuesto a la regla Volcker, esta dio lugar a un éxodo de los principales negociadores por cuenta propia en Estados Unidos de América,  de  bancos grandes para formar sus propios fondos de cobertura o unirse a los fondos de cobertura existentes, incluyendo Todd Edgar y Roger Jones de Barclays, Sutesh Sharma de Citigroup, George “Beau “Taylor y Trevor maderas de Credit Suisse, Pablo Calderini, Nelson Saiers y Boaz Weinstein de Deutsche Bank, Pierre-Henri Flamand, Bob Howard, Morgan Sze, Darren Wong y Mathew McClean de Goldman Sachs , Deepak Gulati y Mike Stewart de JP Morgan, Peter Müller de Morgan Stanley, y Jean Bourlet de UBS y otros más.

Donald Trump ha insistido en la desarticulación de las regulaciones que establece esta Ley  que supervisa los bancos de Wall Street y ha insistido en despedir al jefe del Buró de Protección Financiera del Consumidor, una agencia establecida en 2010, que ha resultado controversial en Wall Street, pero que ha sido aclamada por los defensores del consumidor.

No obstante, los republicanos ya le han propinado a esta Norma golpes con la derogación de una norma que obligaba a las petroleras y mineras a divulgar la cantidad de dinero vertida en el exterior como forma de evitar acusaciones de corrupción.

La continuidad de Trump en la Casa Blanca, podría al final eliminar dicha Ley, pero lo hará de forma pausada y estudiada acorde a los intereses políticos que subyacen bajo su plataforma de poder y gobernabilidad. De todas formas, la liberalización del mercado de Wall Street sigue su paso y el efecto que podría generarse en los flujos de dinero hacia los países de américa latina está a la espera de esta decisión. Situacion que podría ser aprovechada por bancos dedicados a la especulación crediticia y financiera de la región.

Fuente: analisis ECO-VISION.