Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Nicaragua quedará aislada del comercio regional centroamericano

Después de 100 días de protestas de la población nicaragüense presionando por la salida inmediata de Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo del gobierno del país, la situación sociopolítica se ha tornado crítica por la escalada de crimines por represión estatal ligados al gobierno, según los registros e informe de los Organismos Internacionales de Derechos Humanos como son la CIDH y la ANPDH.

Así mismo, las protestas de la población que se han generalizado a lo largo y ancho del país, teniendo su efecto en una semiparalización de la actividad económica en todas sus expresiones.  Los organismos oficiales como el Banco Central de Nicaragua (BCN)  http://www.lavozdelsandinismo.com/economia/2018-06-27/banco-central-de-nicaragua-presenta-informe-economico-actualizado-ante-la-situacion-que-atraviesa-el-pais/ha esgrimido que de prolongarse la situación sociopolítica la economía retrocederá en 2018 y no podrá acercarse al crecimiento económico esperado que se había previsto en 4.7%.  Por otro lado, economistas y organismos que emiten estudios y análisis económicos como el FUNIDES, advierten que el país podría tener al final del 2018 un decrecimiento hasta del 3% y más.http://www.funides.com/publicaciones/informe-y-estudios/300-impacto-economico-de-los-conflictos-sociales-en-ni/

La situación del país ha empeorado, y datos relacionados con la salida de capital, reducción de la Reservas Internacionales, el retiro de depósitos del sistema bancario nacional hasta por 660 millones de dólares, el retroceso de las exportaciones y la semiparalización del transporte del país, son los factores más visibles que han creado una situación difícil y sin miras de solución política inmediata ante la renuencia de Daniel Ortega de no salir del Poder y mantenerse en el a toda costa.

Este escenario ha generado impactos en la región centroamericana, de tal forma que el sector más afectado ha sido la movilización y transportación de Carga por la vía terrestre entre los países vecinos.  El transporte de carga intrarregional que pasa por Nicaragua es del 68.5%, carga transportada que se mueve entre los vecinos Costa Rica y Panamá por el Sur; Guatemala, el Salvador y Honduras por el Norte. En el período del 18 de abril al 20 de junio del presente año, las exportaciones de El Salvador a Nicaragua cayeron en US$11 millones, en comparación con el mismo período del año pasado. Datos aun no especificados de los demás países vecinos de la región podrían ser más elevados.

Las vísperas de solución del conflicto político de Nicaragua ha empujado a países como Costa Rica y El Salvador retomar proyectos que habían sido desechados en 2017, luego de que se intentara sin éxito poner en marcha una alternativa de transporte de carga marítima, en mayo de 2017 con la naviera española Odiel para operar el ferry de carga entre el Puerto de la Unión de El Salvador y el Puerto Caldera en Costa Rica, ambos localizados en el Océano Pacifico, debido a un desacuerdo en la fijación de las tarifas que deberían cobrarse por el servicio.

A partir de ese momento, el proyecto quedó en el olvido. Pero ahora, con la crisis que atraviesa Nicaragua hizo que el proyecto cobrara vida nuevamente, ya que la crisis política ha afectado severamente el comercio entre los países centroamericanos, debido a las dificultades que enfrentan los empresarios para movilizar carga por tierra, buscando una solución los gobiernos se han visto obligados a buscar alternativas. Y la alternativa inmediata es la idea es que la operación del Ferry pueda atender una frecuencia de tres servicios semanales, con una travesía aproximada de 18 a 20 horas y con un volumen de tráfico que iniciaría con sesenta o más contenedores por viaje. Asimismo, el proyecto del Ferry se prevé que inicie en una primera fase entre El Salvador y Costa Rica, para luego constituirse en un modelo que se replique en la región centroamericana y si la situación de Nicaragua persiste, este país quedaría aislado de tal proyecto.

La distancia por vía terrestre entre la Aduana de El Amatillo El Salvador hasta la Aduana de Peñas Blancas en Costa Rica/Nicaragua, es de 860 kilómetros y un medio de transporte de carga ocupa en promedio para recorrer esa distancia 5 días. Utilizando la vía del Ferry, el tiempo empleado oscila entre 18 a 20 horas. Para contextualizar el impacto que la coyuntura en el transporte de carga por carretera ha tenido en los tránsitos por carretera desde el sur de Centroamérica hacia la región del Triángulo Norte cayeron durante el mes de junio en un 76 % respecto del mes de enero del presente año.

Fuente: análisis de Eco-visión a través de diversas fuentes