Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Oportunidades pérdidas para el Agro Nicaragüense: producir alimentos en tiempo y forma

Los productores agropecuarios de Nicaragua aún no consiguen aprovechar las ventajas de producir alimentos frescos y colocarlos en la mesa de los consumidores en el tiempo justo. El control de la producción, la falta del uso de riego, las limitaciones que impone a la producción a escala y la carencia de procesos productivos orientados a aprovechar las oportunidades del consumo creciente son entre otras oportunidades perdidas para el agro nicaragüense. De ahí que el país tiene que importar en los periodos de baja y a elevados precios.

variabilidad-de-los-precios-alimentos

El costo monetario estimado a precios de mercado del consumo de los principales alimentos de la población nicaragüense (22 productos) de 2016 fue de 243.8 millones de Córdobas para una población aproximada de 6,190.783 personas. El núcleo familiar promedio se estima entre 3 y 5 miembros. A diciembre de 2016 el costo de la canasta básica del rubro de Alimentos es de 8,216.0 córdobas el mes.

variabilidad-de-los-precios-alimentosii

Adelante a través de gráficos se muestran las variaciones de los precios de 22 productos de la casta básica Nicaragüense durante el periodo enero2105-diciembre-2016.

De los países monitoreados por la FAO de Centroamérica y México, Honduras el presentó la menor inflación alimentaria, siendo la tasa de -0,6 %. En Costa Rica, Panamá y República Dominicana las tasas también fueron negativas. Guatemala mostró la mayor tasa de los países monitoreados, siendo esta de 1,5 %, seguido por México donde la tasa fue de apenas 0,3 %. Nicaragua presentó una tasa 1.5% respectivamente.

Dentro de los productos con mayor ponderación de la canasta de los países monitoreados de la subregión, se destacan disminuciones importantes, es así como el precio de los frijoles rojos en Honduras se redujo un 8,5 %, el precio del plátano verde disminuyó un 6,2 % en República Dominicana y el precio de la tortilla bajó 2,8 % en Nicaragua. Al contrario el queso mostró un aumento de 5,6 % en Nicaragua.

Paraguay registró la menor tasa de inflación alimentaria de los países monitoreados de la subregión, siendo de -0,9 %. Brasil, Chile, Colombia, Ecuador y Paraguay también mostraron tasas negativas. En Argentina la inflación alimentaria fue de 1,5 %, siendo la mayor de los países monitoreados.

En relación a las canastas básicas en Sudamérica, los países monitoreados mostraron disminuciones en los costos de sus canastas básicas, así la mayor reducción la mostró Colombia y fue de 0,7 %.

Dentro de los productos que mayor ponderación tiene en los países monitoreados de la subregión, destaca este mes una reducción del precio de la leche larga vida en Brasil de 10,7 %. Por el contrario, en Brasil destaca el alza en los precios de las carnes aumentando un 6 % el lomo liso y un 4,8 % en cuadril. Además en Bolivia la carne de pollo presentó un aumento de 5,8 % en su precio.

Oportunidades para el sector agropecuario

Basados en la variabilidad de los precios de alimentos en Nicaragua, se destaca que el 35% del costo de los alimentos se mantuvo estable entre 2015-2016, el 44% con crecimiento anual entre el 3.5%-5.6%, el 21% con cambios y registros de precios estacionales importantes durante cada mes del año. El resumen de este movimiento es compensatorio en cuanto a estabilizar el precio total de los alimentos, pero afectan muy fuertemente los ingresos de los asalariados en periodo de alta que en algunos aspectos son de más de tres meses en promedio. La totalidad de estos bienes que muestran este comportamiento son agrícolas y se debe básicamente a la intermitencia de la oferta nacional basada en plantaciones tradicionales y de poco riego en el país. De esta forma el país se forzado a importar alimentos de otros países siendo los principales del área centroamericana.  Se estima que entre 60-100 millones de Córdobas es el sobrecosto que los consumidores deben aportar para adquirir al menos el 45% de los bienes alimenticios debido a la falta de capacidad y desarrollo del sector agropecuario del país.

Fuente: Eco-Visión: Con base a datos FAO, BCN y otros.