Apoye nuestro esfuerzo con una donación
Suscríbase a nuestros boletines

Recesión en Costa Rica se asoma en tres de las actividades productivas más importantes del país: la agricultura, construcción, comercio y extracción de minas, son las más afectadas

Cuatro actividades productivas, tres de ellas de las más importantes para la producción del país sufren períodos de depresión mientras que el resto de los sectores se siguen desacelerando. La agricultura y el comercio, que tienen mayor peso sobre el Producto Interno Bruto (PIB) y que además emplean una porción importante de la población ocupada, son las primeras que reportan una situación crítica. El agro tiene nueve meses en cifras negativas y el comercio siete según los datos del Banco Central de Costa Rica (BCCR).

El crecimiento proyectado del PIB en 2019 ha sido estimado en 2.7%, no obstante la dinamica del IMAE indica que se  podria reducir este dato.

La construcción que es otra de las principales actividades productivas y generadoras de empleo, cumplió en mayo el tercer mes de decrecimiento según la medición del Índice Mensual de Actividad Económica (IMAE).

De acuerdo con la definición del Banco Central, la actividad económica está en recesión cuando tiene seis meses de crecimiento negativo. Aunque es imposible afirmar que el país se dirige a ese destino, los datos del IMAE marcan una tendencia que en este momento parece difícil de revertir.

A pesar de que entre enero y febrero se mostró una ligera recuperación en el índice, las cifras revelaron que los consumidores no estaban percibiendo los beneficios de la reforma ni la reactivación económica esperada. Fotografía: John Durán A pesar de que entre enero y febrero se mostró una ligera recuperación en el índice, las cifras revelaron que los consumidores no estaban percibiendo los beneficios de la reforma ni la reactivación económica esperada. Fotografía: John Durán A pesar de que entre enero y febrero se mostró una ligera recuperación en el índice, las cifras revelaron que los consumidores no estaban percibiendo los beneficios de la reforma ni la reactivación económica esperada. Fotografía: John Durán

En total estas cuatro actividades emplean cerca de 800.000 personas, un dato que representa el 37% del total de la población ocupada de Costa Rica al primer trimestre del año, según datos del Instituto Nacional de Estadística y Censos.

La caída de la producción comenzó a mostrarse de forma más pronunciada a partir de mayo del año pasado, y, según el informe del Banco Central de actividad económica, la producción se ha visto socavada por factores climáticos, rebaja en los precios internacionales particularmente de la producción agrícola, la situación sociopolítica de Nicaragua y la incertidumbre generada por la entrada en vigor de la reforma fiscal.

Análisis EV/Varias fuentes.

 

[sform id=’1498′]